Oquendo le dedica la pelea de su vida a su novia muerta

10/06/2012 |
Oquendo regresa al boxeo y dedica el acto a su novia Melanie, a quien perdió trágicamente en febrero. (tonito.zayas@gfrmedia.com)  
Jonathan Oquendo y Wilfredo Vázquez Jr. aseguran que pelearán para proteger el sustento de sus familias y por una oportunidad titular.

Jonathan Oquendo está convencido que no subirá solo cuando entre al ring esta noche para enfrentar a Wilfredo Vázquez Jr. en la pelea estelar de The War.

El púgil no duda que su novia Melanie Miranda, quien el pasado febrero falleció en un trágico accidente al caer de un four track, le acompaña en espíritu y, por ello, Oquendo tratará de rendir su mayor homenaje con una victoria en el combate más importante de su carrera.

“Esta pelea se la dedico al amor de mi vida (Miranda), que está en el cielo, y a la fanaticada que me ha ayudado a levantarme”, sostuvo Oquendo con la voz entrecortaba mientras se subía la camisa para mostrar el tatuaje de Melanie en la parte derecha de su área abdominal.

“Esa es mi nena, que descanse en paz. Esa es mi motivación. Te lo digo y se me paran lo pelos”, agregó.

Para ello, Oquendo se preparó como nunca, exhibiendo un físico esculpido y fijando la báscula sin problemas en las 122 libras requeridas para la reyerta campeonil por el título Intercontinental de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

“Cuando tú entrenas duro, se nota en tu físico, y para esta pelea tendré la mejor condición de mi vida. Vázquez Jr. puede decir que no tengo los recursos para ser campeón mundial, que no estoy al nivel de Nonito (Donaire) y de Jorge (Arce). Pero en la pelea, él verá”, dijo Oquendo.

“No tengo nada personal con él (Vázquez). Pero ya tuvo su tiempo de ser campeón y Puerto Rico necesita tener un campeón, pero un campeón que la gente quiera y aquí estoy para eso”, sumó.

Vázquez Jr., entre tanto, dijo no sentirse impresionado por la fortaleza exhibida por Oquendo y agregó que él también tiene una motivación grande, que es su familia.

“Soy un boxeador de categoría de clase A y Oquendo lo va a ver. Soy un boxeador disciplinado que trabajo para mi familia. No trabajo para los periodistas ni para Puerto Rico y, cuando tu lo haces de esa manera, las cosas te salen bien, aunque la gente te quiera ver mal”, indicó Vázquez Jr.

“Vengo listo y sin pasar hambre. Oquendo está equivocado. Piensa que vengo con las manos amarradas, que no estoy en condición, pero sabe que vengo muy bien. (Oquendo) está es asustado. Quería pelear en las grandes ligas, pues le voy a dar la bienvenida”, agregó.

Fuentes sudó el peso

Pasó el Niágara en bicicleta, pero al final, el azteca Moisés Fuentes pudo hacer el peso para defender esta noche la corona de las 105 libras de la OMB contra Iván Calderón.

En su primer turno en la báscula, Fuentes pesó 105.5 libras y le concedieron dos horas para perder el exceso de peso, lo cual consiguió posteriormente al fijar la balanza en 104.5. Calderón, por su parte, hizo 104.8 libras en el primer intento.

“Hice el peso más cómodo que en otras ocasiones. Hace una semana estaba en 106, y cuando me levanté estaba en peso. Era cuestión de aguantar la boca en la mañana hasta el pesaje. Si desayunaba, iba a tener que correr un ratito, así que hice el sacrificio y no tuve problemas”, dijo Calderón, cuyo rival aseguró que lo atacará al cuerpo como hizo Giovanni Segura.

“Un rayo no cae dos veces en el mismo lugar”, agregó Calderón, quien busca convertirse en campeón mundial por tercera ocasión en su carrera y segunda en las 105 libras.