Oquendo y Vázquez Jr. siguen las huellas de Wilfredo Vázquez

10/03/2012 |
Admiración de hijo Wilfredo Vázquez Jr. observa emocionado la foto de su padre en la Galería de Campeones que exhibe el Museo del Deporte en Guaynabo.  (jose.madera@gfrmedia.com)  
El bayamonés no contuvo sus lágrimas al hablar de la admiración que siente por su papá.

Cada atleta tiene un ídolo a quien admira.

Alguien que ha servido de modelo e inspiración en su carrera y de quien extrae algunas características para formar su propio estilo como competidor.

Jonathan Oquendo y Wilfredo Vázquez Jr. no son la excepción.

Justo después de la grabación del especial 12 Rounds frente a frente que se realizó en la Sala de Campeones de Boxeo en el Museo del Deporte en Guaynabo, se les pidió a los protagonistas de la cartelera The War que escogieran de la galería de ex campeones mundiales boricuas a sus boxeadores favoritos y explicaran el porqué de su admiración.

Pero el ejercicio, además de ilustrar quienes son sus ídolos, reveló sentimientos muy intensos que, en el caso de Wilfredo Vázquez Jr., transcendió el espectro competitivo y tocó la fibra personal.

Oquendo, quien se caracteriza por ser un aguerrido en el cuadrilátero, señaló a dos de las máximas figuras nacionales, Wilfredo Gómez y Félix “Tito” Trinidad como ejemplos a emular.

El vegalteño resaltó las cualidades que distinguieron a los ex campeones mundiales en sus gloriosas carreras.

“Uno de los boxeadores que siempre me ha inspirado es Wilfredo Gómez. Por el coraje, las ganas de pelear. Me gustaba su talento, la forma en que tiraba los golpes”.

“De ‘Tito’, su disciplina, el enfoque y su humildad”, sostuvo Oquendo, mientras observaba las fotos de ambos púgiles en la pared.

“Yo creo que he escogido un poquito de los dos. De este (Gómez) su coraje, su vamo’ allá... y de este (Trinidad) su humildad, su atención sobre el público. Son cosas que admiro de ellos” , subrayó.


Pero fue Vázquez quien fue arropado por sus propios sentimientos cuando escogió la foto de su padre, del mismo nombre.

Vázquez Jr. se sentó en el suelo de la sala, justo al lado de la foto de su papá, ex campeón mundial en tres divisiones distintas y, tan pronto comenzó a hablar de su progenitor, se conmovió.

“Mi papá es lo más grande para mí. Mi papá lo ha sido todo”, dijo Vázquez Jr., con voz quebrantada y haciendo un enorme esfuerzo por no llorar.

“Me acuerdo que los muebles de mi casa eran asientos de carro... con su sacrificio, teniendo la droga a su alrededor y las cosas a sus pies para poder generar dinero fácilmente, siempre buscó la forma de hacernos ver el mundo de otra manera, que, aunque no tengamos dinero, ni asientos caros, podíamos sacar la familia adelante con sacrificio”, destacó.


Vázquez Jr. resaltó que, a pesar de su origen, su papá logró sobreponerse, al punto de que hoy día su foto acompaña a las grandes figuras del boxeo de Puerto Rico.

“Verlo aquí con esta gente grande, para mí es mi motivación (llora). Saber que llegó aquí por mí y por mis hermanos, papá, eso para mí lo más grande que hay en este mundo”.