Sudan por Wilfred Benítez sin esperar

12/15/2012 |
 (Primera Hora)  
Un grupo de trabajadores de la Fundación Angelita Rodríguez de Aibonito ha participado desde el primer día en la reconstrucción del hogar de Wilfred Benítez.

El cansancio en los rostros es evidente.

Pero no así en los brazos ni en las manos de los constructores, quienes, con agilidad, esfuerzo y, sobre todo, corazón, trabajan a toda prisa para cumplir con la meta de mejorar la calidad de vida de una gloria deportiva del país, el ex campeón mundial de boxeo Wilfred Benítez.

Un grupo de trabajadores ha estado desde el primer día metido de lleno en la remodelación del hogar de Benítez, y las horas de sueño han sido pocas. Se trata del conjunto de la Fundación Angelita Rodríguez de Aibonito. En la semana, son los constructores de la companía JSP Contractors y los sábados se dedican al trabajo voluntario a través de la fundación, la cual tiene como norte restaurar hogares de familias de bajos recursos en Aibonito.

Pero estos días, llevaron su misión a Saint Just, Carolina, aunque eso conlleve salir a las 4:30 de la mañana de Aibonito, todo después de trabajar en el hogar de Benítez hasta las 9:00 de la noche.

Ayer, el grupo de cuatro trabajadores pasaría la noche en un trailer aledaño al hogar de Benítez.

“Hacemos lo que nos gusta, con la ayuda de la gente. Se nos dio la oportunidad de estar aquí, de terminar esto. Hoy nos vamos a quedar aquí 24 horas”, expresó Jonathan Rodríguez, líder de la fundación, y quien pidió perdón a Primera Hora por lucir agotaíto al momento de dar la entrevista.


Junto a Rodríguez, han trabajado todo el proyecto los constructores Jorge Alvarado, Nelson Rojas y Norberto Madera.

Mientras empañetaba a toda prisa una columna en el exterior del hogar, Rojas destacó que la iniciativa de remodelar el hogar de Benítez “es buena porque uno se siente bien, contento”.

Otras compañías de Aibonito, que usualmente le dan la mano a la fundación, también han dicho presente en Saint Just.

“Siempre que solicitan les damos apoyo, personal, maquinaria. Esto es uno de los casos, nos pidieron ayuda y sin pensarlo, apoyamos la fundación”, sostuvo Samuel Colón, de Professional Contractors (Procon).

“El ambiente que se respira ahí dentro (de la casa) es de compartir, positivismo. Si hace falta algo, te lo prestan, te ayudan. Si eso se puede extrapolar a Puerto Rico, es lo que necesitamos”, añadió Colón, también de Aibonito.


Dicen presente

Como pasó en días recientes, figuras del deporte visitaron el hogar de Benítez para compartir con los trabajadores. Ayer, el ex entrenador de boxeo Félix Trinidad padre, el ex grandesligas Juan “Igor” González y el piloto de Nascar Bryan Ortiz apoyaron la causa.

Trinidad arribó con cajas de donas para los trabajadores, y recordó que llegó a entrenar con Benítez en el mismo patio de ese hogar.

“Yo guantié en una ocasión con Wilfred. Era fuertísimo, pero me trató bien porque yo era más bajito que él, yo era peso pluma. ‘Goyo’ (Benítez, padre de Wilfred) fue tremendo entrenador. De los mejores entrenadores. Yo me llevé bastantes cositas de él que las usé después”, rememoró Trinidad.

González, por su parte, se describió como “hermano” de uno de los gestores de la iniciativa, el ex boxeador Víctor “Luvi” Calleja.

“Este pueblo es bien hospitalario. Si nos desvivimos por los de afuera, ¿por qué no hacerlo por los nuestros? Él se merece eso y mucho más”, enfatizó González, mientras que Ortiz destacó que “me gustó muchísimo poder venir y compartir lo más que pudiera”.

(En esta historia colaboraron Noel Piñeiro Planas y Michelle Muñiz).

Tags

Wilfred Benítez