Vicios de una guerra entre Dulorme y Abregú

10/27/2012 |
Calce (Suministrada)  
La estrategia de Dulorme será boxear y evitar convertirse en blanco fácil para el argentino Abregú

El invicto Thomas Dulorme sabe que una victoria contundente esta noche ante el argentino Luis Carlos Abregú en el combate estelar de la transmisión de HBO equivaldría su añorada oportunidad titular.

Ya bien lo dijo su promotor Gary Shaw: “ Si (Thomas) Dulorme gana bien, estará listo para el ganador de (Andre) Berto contra (Roberto) Guerrero”.

Los púgiles mencionados se disputarán la faja wélter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) el 24 de noviembre.

Por ello, Dulorme demostró ayer una vez más que aprovecha el tiempo en el gimnasio y se presentó al pesaje en óptimas condiciones al fijar la báscula en 146 libras para el pleito que tendrá como incentivo adicional el campeonato Intercontinental del Consejo Mundial de Boxeo.

“Estamos en peso y listos para lo que va a ser una gran pelea para Puerto Rico y toda América Latina. Estoy agradecido por la oportunidad que me ha dado Gary (Shaw) y HBO y la voy a aprovechar. Se dijeron unos comentarios pero sé que venceré a Abregú. Esta victoria se la dedico a mi pueblo de Carolina y a todo Puerto Rico. No les fallaré”, comentó Dulorme.

Por su parte, su entrenador José Bonilla confesó que su pupilo hizo el peso ayer sin fajarse mucho pues ya llevaba casi una semana rondando las 147 libras.

“Todos saben que Thomas siempre está en condición y para esta pelea no es la excepción. Hizo el peso cómodo y comiendo”, Bonilla a Primera Hora vía telefónica.

“De hecho, lleva en peso casi una semana y el viernes no trabajó en nada y hasta desayunó. No puedo decir lo mismo de Abregu, quien se veía sudadito en el pesaje y se ve que tuvo que sacrificarse para hacer el peso”, resaltó Bonilla.

Abregú hizo el peso máximo de 147 libras cuando se subió a la romana.

“Nosotros reconocemos que Abregú es peligroso porque es fuerte, pone presión y tiene pegada. Pero Thomas entrenó bien para él y si sigue el plan de trabajo diseñado va a tener una gran victoria”, sostuvo Bonilla.

“La clave está en establecer el jab y mantenerse vivo, en constante movimiento. Abregú pega cuando puede pararse, pero no cuando está fuera de balance”, concluyó.