Placeholder

Por Gerardo Fernández

Nocaut

Calderón a probarse a sí mismo

10/05/2012
De vida o muerte. Todo o nada. Si pierde, no hay mañana.

Todas estas frases aplican perfectamente al combate entre el mexicano Moisés Fuentes, monarca peso mínimo (105 lb) de la OMB, y el zurdo boricua Iván “Iron Boy” Calderón.

No hay mucho secreto sobre cómo debe desarrollarse este choque. Calderón (35-2-1, 6 KO) presentará a ratos su usual estilo de entrar, golpear y salirse de la guardia del contrincante, mientras que en otros recurrirá a su preciso contragolpeo.

La gran pregunta es si podrá sostener ese ritmo por 12 asaltos. La velocidad y los reflejos, elementos esenciales del estilo del boricua, son los primeros en abandonar al atleta con el paso del tiempo.

Fuentes (15-1, 7 KO) solo ha enfrentado un peleador de cierta envergadura, el zurdo mexicano Raúl “Rayito” García, a quien derrotó en agosto de 2011 en cerrada decisión dividida (114-112, 114-112, 112-114), para conquistar el fajín que ostenta.

A pesar de no ser un noqueador, Fuentes tratará en algún momento de seguir el plan del también mexicano Giovanni Segura, único púgil en vencer y noquear al boricua en dos ocasiones. Mucha presión, cortar el paso y tirar muchos golpes, especialmente al cuerpo para irlo “frenando”.

Si Calderón se desmonta de la bicicleta, no tiene la pegada para despachar a su contrario a menos que haya dejado su condición y estámina haciendo el peso. El boricua no ha noqueado en sus últimas 12 presentaciones (seis años).

El mexicano goza de marcadas ventajas en alcance y estatura, al igual que en juventud (27 vs. 37).

Tal vez en los mejores tiempos de Calderón, Fuentes no hubiera pasado de ser otro “toro” más lidiado magistralmente por uno de los mejores técnicos del boxeo contemporáneo. Pero, en el último tercio del 2012, hay que ver si al boricua le queda la condición, velocidad y reflejos para ejecutar una vez más como en antaño.