Placeholder

Por Gerardo Fernández

Nocaut

José Sulaimán, un legado de dos caras

01/18/2014
José Sulaimán. (Archivo)
José Sulaimán. (Archivo)
Muchas de sus innovaciones o iniciativas tuvieron un impacto positivo en la práctica de este deporte.

La muerte del mexicano José Sulaimán, presidente del CMB, deja al boxeo profesional sin una de sus figuras más poderosas, apasionadas e innovadoras, así como de una de las más controvertibles en toda su historia.

Sulaimán, con todas sus grandes virtudes y grandes defectos, fue, ante todo, un hombre de boxeo.

Muchas de sus innovaciones o iniciativas tuvieron un impacto positivo en la práctica de este deporte, como la reducción de la duración de los combates campeoniles de quince asaltos a doce, el aumento de peso de los guantes para las divisiones más pesadas, la institución de un seguro de vida y la hospitalización que cubre los peleadores que participen en una cartelera en que haya un título de dicho organismo en juego. También destacan la creación de un panel médico asesor y la celebración de Congresos Médicos, entre otros.

Por otro lado, creó múltiples divisiones de peso intermedias además de las ocho originales, así como muchos títulos regionales y de otra naturaleza, que le valió tanto para alabanzas como para críticas.

El Sulaimán “bueno” hizo mucho por boxeadores, tanto activos como retirados. Los ayudó con pensiones, gastos médicos y de rehabilitación. Pero, asimismo, el Sulaimán “malo” abusó como quiso de su propio reglamento, acomodándolo a gusto y gana para servir y favorecer sus intereses y los de algunos peleadores mexicanos, como Julio César Chávez padre e hijo, y Ricardo “Finito” López, y también los de sus amigos cercanos, como el promotor estadounidense Don King y el manejador cubano-libanés Yamil Chade.

Otros desmanes reglamentarios incluyeron el avalar el combate entre el norteamericano Sugar Ray Leonard y el canadiense Donnie Lalonde como de campeonato mundial en dos categorías de peso simultáneamente, la supermediana (168 lbs) y la semipesada (175 lbs), así como cuando despojaron al alemán Graciano Rocchigiani en favor del estadounidense Roy Jones, injusticia que provocó una demanda multimillonaria en daños y perjuicios, que fue en última instancia ganada por el púgil.

Otros inventos “sacados de la manga” incluyen la creación a la medida de los títulos Diamante y Plata, y el embeleco de la votación abierta, la que no tuvo mayor aceptación.

En lo que a mi concierne, lo entrevisté una vez en ocasión del pesaje del filipino Manny Pacquiao y el mexicano Antonio Margarito, y Sulaimán fue muy educado, cortés, ameno y responsivo en sus respuestas. Indudablemente, su legado, su impacto en el boxeo y su influencia, tanto mala como buena, marcarán para siempre la historia de este deporte.

Tags

boxeo