Placeholder

Por Gerardo Fernández

Nocaut

Trout no es seria amenaza

12/01/2012

¿Es el invicto zurdo estadounidense Austin “No Doubt” Trout, titular superwélter (154 lb) de la AMB, un serio riesgo para el boricua Miguel Cotto? ¿Tiene el campeón verdaderas oportunidades de victoria o resultará un peleador de buen récord, pero no probado frente a púgiles de calidad, que se desinflará como el brasileño Kelson Pinto, el también boricua Carlos “el Indio” Quintana, el británico Michael Jennings y el bielorruso-israelí Yuri Foreman, todos ellos víctimas de Cotto (37-3, 30 KO) por la vía rápida?

Trout (25-0, 14 KO) tiene ventajas en cuanto estatura (5’9½” vs. 5’7”), alcance (72” vs. 67”), juventud (27 vs. 32) y estar mucho menos golpeado, amén de contar con buen boxeo, pero no ha enfrentado ni remotamente a un oponente de la calidad del boricua.

Otro factor que pudiera estar en su contra es el efecto de “cancha local” de Cotto peleando en el Madison Square Garden.

¿Qué tiene que hacer el monarca si quiere retener su fajín y protagonizar lo que muchos entenderían sería una gran sorpresa?

Muy importante es, por un lado, mantener la pelea alrededor del centro del cuadrilátero y negarle el paso a Cotto al combate adentro a base de desplazamiento, boxeo en ángulos y la utilización inteligente de su jab y su ventaja en alcance, y, por otro, hacerle pagar caro cuando logre entrar a la pelea en corto a base de castigarlo con sus uppercuts y ganchos cortos.

El norteamericano no pega mucho y solo ha noqueado una vez en sus últimas ocho peleas, sin duda alguna una de las más poderosas razones por la que fue seleccionado como rival del boricua.

Para ganar tiene que tirar un recital de boxeo y, si merece ganar, pero no noquea, que los jueces se la quieran dar.

De acuerdo a un tuit de Dan Rafael citando a la comisión de boxeo neoyorquina, Cotto solo devengará un millón de dólares como bolsa, posible motivo por lo que quiere darle un “sartenazo” al bolsillo del fanático boricua con el pay- per- view disfrazado, maquillado y la cara lavada con el cuento de la “oferta agrandada”. El boricua debe hacer lo que siempre hace: enfatizar en su metódico trabajo de demolición, tratar de pillar a Trout de espaldas a las sogas o las esquinas y castigar fuerte al cuerpo. Cotto está puesto con todo para ganar. Si no lo hace, esta pelea pudiera ser su empujón al retiro.