Dominó Notre Dame

Por Jessica Rosa Andino 05/25/2013 |
Los cagüeños retienen el cetro del béisbol escolar al ganar 11-3.
Gustavo Ríos es uno de los siete jugadores que se quedan en el equipo para la próxima temporada.  

Caguas. El lanzador derecho Yamil Morales quería terminar su participación en la Puerto Rico High School Athletic Alliance (PRHSAA) sobre el montículo y con una victoria para que el Colegio Notre Dame, en Caguas, pudiera revalidar como campeón del béisbol escolar.

Morales, de 18 años, trabajó las siete entradas completas en uniforme de los Knights y guió a su equipo al campeonato con un triunfo, 11-3, sobre los Leones del Colegio San Ignacio de Loyola.

Notre Dame se destacó toda la temporada por su consistente bateo, una buena defensa y un excelente cuerpo de lanzadores, y en el partido final no fue la excepción.

Los cagüeños hicieron sonar sus bates de inmediato. Los Knights, jugando de locales en el estadio Yldefonso Solá Morales, en Caguas, marcaron tres carreras en la primera entrada, cinco en la segunda y dos en la tercera para poner el marcador 10-0.

Al comenzar la cuarta entrada, en la que Notre Dame se preparaba para cerrar el juego con una victoria por nocaut al ser el partido de siete episodios, los Leones rugieron llenos de orgullo con un enorme cuadrangular por encima de la verja del jardín izquierdo de Roberto Ramos con un compañero a bordo (10-2).

Ramos, quien comenzó el juego en la tercera base, había entrado a lanzar en la tercera entrada.

“Ese jonrón fue mi error. Le dejé la bola por el medio y a ese equipo no se le puede hacer eso”, confesó Morales. “Utilicé ese coraje para terminar con más fuerza el juego”, reconoció.

Contrario a un sinnúmero de ocasiones en el año, Notre Dame tuvo que jugar las siete entradas. Al final se llevó el triunfo (11-3) y la corona por segundo año consecutivo.

“Era el rival que me espera. (San Ignacio) es un digno rival. Ellos venían a buscar lo nuestro y no se lo permitimos”, elogió José “Cano” Negrón, dirigente de Notre Dame, en entrevista con Primera Hora tras la victoria.

La novena del Valle del Turabo jugó para 7-1 en la temporada regular. Su única derrota fue con el Colegio San José, en Río Piedras.

Al llegar en primer lugar adelantó directo a la semifinal, serie en la que venció, 11-0, a Cupeyville School.

San Ignacio ocupó el segundo puesto en la serie regular (7-2) y en semifinales venció, 10-3, al Colegio Marista.

“La clave de la victoria del juego fue el lanzador. Le di este juego a Yamil (Morales), que se va del equipo este año y nos cargó todo el semestre. En los juegos más importantes confié en él, le entregué la bola en este juego y no nos falló”, destacó Negrón.

Morales no solo aportó con su labor en el montículo, también ayudó con el bate con par de incogibles y dos carreras empujadas y una anotada.

“Siempre fui buen bate y, cuando era el momento de pitchear, hacía mi trabajo”, señaló el estudiante atleta de 18 años de edad. “Me siento contento porque quería dejar todo en el terreno. Jugamos con el corazón”, añadió.

“Sentí mucha emoción porque quería terminar el año como lo terminé, pitcheando, y gracias a Dios todo salió bien”, dijo Morales con voz entrecortada. “Estaba cansado, pero quería terminarlo con el corazón”, agregó el cagüeño, que estudiará en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Cayey.

El receptor de los campeones, Gustavo Veguilla, también se despide de Notre Dame con tres títulos (2010, 2012 y 2013).

“Era lo que queríamos porque habíamos trabajado duro para esto”, indicó el jugador, de 17 años de edad, quien se gradúa de cuarto año.

“Es lo mejor que puede pasarme: irme con un campeonato, y ojalá que la escuela siga ganando”, señaló Veguilla, quien estudiará en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Bayamón.

Además de Morales y Veguilla, sus compañeros Yan C. Rivera (hijo del ex pelotero Luis “Papa” Rivera), Iván Rodríguez, Luis Rivera, Emanuel Cruz, Paulo Ferreiro y Héctor García también se gradúan, según informó el dirigente cagüeño.

Regresan el próximo año Luis Dávila, Gustavo Ríos, Edwin Vélez, Jean P. Vissepó, Omar Jiménez, Christian Ocasio y Jorge Martínez.

“Se me quedan siete, ya con eso tengo para empezar la próxima temporada”, concluyó Negrón con tono esperanzador de poder continuar en la cima del béisbol escolar.

Notre Dame, bajo el mando de Negrón, revalidó también este año como campeón en el béisbol de la Liga Atlética Mini de Escuelas Privadas, Inc. (Lamepi).