Portería de oro

02/09/2013 |
LA JUGADA DEL DÍA Alejandro Rabell, a segundos de detener el balón en la última jugada que le dio el campeonato a Baldwin School.  (lino.prieto@gfrmedia.com)  
Baldwin y Cupeyville no les permitieron goles a sus rivales en el tiempo regular.

Alejandro Rabell aceptó el reto cuando su dirigente, Javier Ortiz, lo llamó por primera vez para defender la portería de los Bulls de Baldwin School para los tiros de penales en el juego de campeonato del fútbol masculino de la Liga Atlética Mini de Escuelas Privadas, Inc. (Lamepi).

Rabell, de 11 años de edad, se puso la camisa verde fosforescente de manga larga encima del legendario número 10, tras jugar los 40 minutos reglamentarios, y caminó hacia la portería.

Sebastián Donato fue el primero en patear por los Comets Commonwealth Parkville School y Rabell –sin titubear– detuvo la pelota.

Alfonso Antomattei, Diego Rodríguez y Leonardo de la Rosa consiguieron anotar por los Comets.

De igual forma lo hicieron Patricio Ramírez, el propio Rabell, Andrés San Miguel y Tomás Gabriel por Baldwin, que dominaba 4-3.

Adrián Faccio tenía en su tiro la esperanza de Parkville de al menos empatar, esperando que Baldwin fallara el último intento, pero no fue así. La misma fuerza que Faccio le pegó al balón fue la que utilizó Rabell en sus manos para cerrar la portería y darles el campeonato a los Bulls.

Baldwin revalidó como monarca, 0-0 (4-3), y estalló la celebración en el campo de Wesleyan Academy, en Guaynabo.

“Estaba nervioso… nunca lo había hecho”, dijo emocionado Rabell a Primera Hora al terminar el partido.

“En las prácticas, hago de portero, pero no me imagina que lo haría en este momento tan importante. Estaba asustado, pero sabía que tenía que hacerlo. Cuando paré la primera y luego esa última, me sentí feliz. Estoy muy contento de que por segundo año ganemos”, expresó orgulloso el estudiante de sexto grado.

Por su parte, el dirigente de Baldwin se mostró muy satisfecho por el trabajo de sus pupilos, que durante 40 minutos jugaron buen fútbol, defendieron y atacaron en cada oportunidad que tuvieron.

“Para esto se trabaja duro. Este es un campo pequeño y todo puede pasar. Los muchachos jugaron muy bien”, destacó Ortiz.

Javier Vila (primera mitad) y Enrique Naranjo (segunda mitad) fueron los porteros de Baldwin en los dos tiempos reglamentarios.

Los Bulls habían eliminado a Rosa-Bell en cuartos de finales y a Marista, también en penales (1-1) (3-2), en semifinales.

Cupeyville se coronó en femenino

Las Falcons de Cupeyville se colgaron la medalla de oro en la final femenina de Lamepi al dominar, 2-0, al Colegio Puertorriqueño de Niñas (CPN).

En el primer minuto de juego, la jugadora Dayana Sasso, sin pensarlo dos veces, pateó el balón directo a la portería para el primer gol de Cupeyville y del partido (1-0).

Minutos más tarde, Adriana Ramírez consiguió burlar la defensa de CPN para hacer el segundo gol (2-0) y de esa forma sellar la victoria para Cupeyville.

“Cuando vi la oportunidad de hacerlo, sabía que lo podía hacer y lo hice. Me quedé sorprendida cuando vi que logré el gol”, manifestó con una enorme sonrisa la estudiante de sexto grado y 12 años de edad.

Dalila Gutiérrez, dirigente de Cupeyville, indicó luego de la victoria que “habíamos perdido un solo partido toda la temporada, precisamente contra CPN, y este lo pudimos ganar, el más importante”.

Camila Aguayo, quien fue la portera de Cupeyville, hizo de todo para dejar en blanco a sus contrarias y ayudar a las Falcons a coronarse como reinas del fútbol mini femenino.

Tags

Lamepi