Tabloncillo lleno de emociones

Por Jessica Rosa Andino 05/18/2013 |
Jan Rodríguez (#11), de la escuela Liberata Iraldo, fue el Jugador Más Valioso del nivel intermedio masculino.  
Las escuelas públicas del país compitieron por el codiciado trofeo del baloncesto escolar.

Coamo. La escuela Liberata Iraldo, de Río Grande, ganó su primer campeonato del baloncesto masculino de la Liga Atlética Escolar (LAE) al vencer a la escuela Juan Serrallés, de Ponce, en un dramático final, 64-62, en el partido efectuado en la cancha Edwin “Puruco” Nolasco, en Coamo.

Como si el frío del día lluvioso hubiese afectado a los riograndeños, estos no pudieron meter la bola en los primeros tres minutos de juego, en los que el quinteto de la escuela Juan Serrallés, de Ponce, abrió el marcador 10-0 y, más tarde, 17-3.

Pero luego de un tiempo pedido por el dirigente Gilberto López, de Río Grande, cambió por completo el juego de su equipo con una increíble reacción para empatar la pizarra (19-19). De ahí en adelante ambos equipos se enfrascaron en una batalla digna de una final por el campeonato escolar.

El primer tiempo finalizó 28-27 para Río Grande. Pero en el segundo tiempo, los jugadores del este llegaron descansados al tabloncillo para sacar una ventaja de 15 puntos (50-35), la que no pudieron defender cuando Ponce vino de atrás e igualó el marcador (60-60) restando 1:39 de juego.

Joshua Rivera consiguió un importante canasto para Ponce que le dio ventaja, 62-60, pero Río Grande volvió a la carga y José Castro lo empató (62-62).

Río Grande falló varios tiros, al igual que Ponce, en el minuto final, hasta que llegó Jan Rodríguez con el canasto de la victoria (64-62) restando 0.5 segundos.

“Cuando estaba 62-62, iba a pedir un tiempo, pero algo me dijo que no, que había que jugar la bola y no podía dejar que los muchachos perdieran el moméntum del juego y ahí vino el canasto”, expresó emocionado el dirigente campeón.

“Los muchachos jugaron excelente y dieron el todo por el todo. Es lo mejor que me ha pasado en mi vida”, expresó López a Primera Hora.

Bradley Ortiz fue el mejor anotador del equipo con 22 puntos, Jan Rodríguez aportó 18 y José Castro seis.

“Cuando vi entrar la bola, me llené de mucha emoción y pensé en gritar y celebrar”, dijo Rodríguez, quien fue escogido el Jugador Más Valioso de la final.

“Gracias a Dios que me permitió estar aquí en este día con mis compañeros. Gracias al Señor que me permitió llevarme este premio (Jugador Más Valioso)”, manifestó emocionado y agradecido el estudiante, quien se graduará en las próximas semanas de noveno grado.

En Mayagüez el trofeo de superior femenino

El quinteto de la escuela Eugenio María de Hostos, en Mayagüez, se alzó con la medalla de oro en el nivel superior femenino al vencer en otro emocionate final, 35-34, a la escuela Luis Felipe Crespo, en Camuy.

“Hace dos años fuimos subcampeonas, y queríamos este campeonato. Es la primera vez que ganamos esta categoría. Se siente magnífico y quiero dedicarle este trofeo a Mayagüez”, dijo el dirigente del equipo en medio de la celebración.

Las mayagüezanas perdían, 26-23, al inicio del cuarto periodo y poco a poco pudieron tomar ventaja de 31-30, pero Camuy igualó la pizarra (31-31). De Hostos consiguió irse al frente, 35-32, con la suerte de que Camuy falló par de tiradas libres para que finalizara el juego, 35-34.

“Hay que quitarse el sombrero ante Camuy porque fue un juego intenso que pudo irse para cualquiera de los dos lados, pero las mías lo quisieron un poco más y lo consiguieron”, elogió el técnico a sus jugadoras.

Francheska Colón y Joanly Gil se combinaron para anotar 11 puntos cada uno.

Colón fue la Jugadora Más Valiosa de la final.

“Me siento feliz porque me voy con un campeonato”, manifestó la jugadora de 18 años de edad y estudiante de cuarto año. “Estábamos esperando este campeonato y espero que el año que viene ellas puedan hacerlo otra vez”, agregó Colón.

“Sabía que íbamos a ganar a pesar de estar abajo en el marcador, confiaba en mi equipo”, destacó la Jugadora Más Valiosa.

En otros resultados del baloncesto escolar de la LAE, la escuela José Rosario, en Isabela, ganó la categoría intermedia femenino al vencer, 39-9, a la escuela Ángel Quintero Alfaro, en Morovis.

En elemental femenino, la escuela Emilia Castillo, en Isabela, llegó subcampeona al caer, 33-30, frente a la escuela Tomás Carrión, en Ponce.

Mientras que en varones, la escuela Ángela Cordero Bernard, en Ponce, conquistó la medalla de oro al imponerse, 42-36, a la escuela Agapito Rosario, en Arecibo.

En la categoría superior masculino, la escuela Bernardino Cordero, de Ponce, se impuso, 84-81, a la escuela Eloísa Pascual, de Caguas.