La relevancia del Clásico ha ido en aumento gracias a jugadores como Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, figuras que son atracciones a nivel mundial. (Fotomontaje / Olga Román)  
Real Madrid y FC Barcelona pondrán a vibrar al planeta cuando choquen el sábado en otra edición del Clásico.

Las rutinas diarias en España se tornan  irrelevantes siempre que el FC Barcelona y el Real Madrid comparten el terreno de juego para una nueva edición del  Clásico español de fútbol.

Este sábado, el  país, literalmente, se paralizará  desde tempranas horas en espera del silbato para el comienzo del juego que, con meses de anticipación, fue marcado en los  calendarios.

Y la fiebre en España se ha regado a todo el mundo, donde la afición futbolera espera con ansias  este duelo. No es para menos.

Barcelona y Real Madrid son dos de los clubes de fútbol más famosos en el planeta, y cuando están en el mismo escenario la pasión y la electricidad en el ambiente son inigualables. 

Además, los desafíos toman mayor relevancia cuando el liderato de la Liga está de por medio.  Real Madrid ha ganado 31 títulos, mientras que Barcelona tiene  21.

Por ello, el Clásico acapara la atención de los amantes del fútbol en múltiples rincones del mundo. De hecho, las cifras de televidentes a nivel global son difíciles de calcular, aunque se especula que alcanza los  cientos de millones, números que escasos eventos deportivos pueden igualar.

Centro de atención

El periodista español Jorge Sáinz, quien labora para el diario digital El Español, relató cómo el partido se convierte en el tema caliente.

“Después del juego, pasan dos semanas y todavía se está analizando. Al día siguiente, en los bares y restaurantes será  el tema de conversación. Se  analizan las jugadas polémicas, las decisiones de los técnicos, las oportunidades desperdiciadas, en fin, todo”, sostuvo Sáinz en conversación con Primera Hora desde Madrid, España.

El experimentado periodista enfatizó que la popularidad de ambos oncenos ha conllevado  ajustes en los horarios de los desafíos para beneficiar a los televidentes en otros países.   

“Desde hace un tiempo para acá ha ido cambiando,  especialmente por los derechos televisivos,  tanto en los mercados asiáticos como americanos. Antes era en el tiempo  primetime nuestro (8:00 p.m.)  y ahora el partido  será  4:15 de la tarde hora local (11:15 a.m. en Puerto Rico) para que se pueda ver en Asia y  Latinoamérica. Antes algo así era impensable”, sostuvo Sáinz.

Por otro lado, la comunicadora Laura Rodríguez, una puertorriqueña radicada en Madrid, explicó que la publicidad en los medios incrementa  considerablemente en los días previos.

“Las empresas hacen sus ajustes alrededor del partido.  Además, las tabernas y los restaurantes invierten en la compra  de los paquetes de televisión por la temporada. Un día de Clásico los lugares se llenan y así los negocios pueden amortizar los costos”, compartió Rodríguez, quien labora en  mercadeo online.

 Según explicó Rodríguez, en España los partidos de la Liga se venden en paquetes de toda la temporada. Por tal razón, si un fanático quiere ver el Clásico desde su hogar, tuvo que haber comprado el paquete.

“Lo ideal es que sea en pague por ver como en Estados Unidos, pero en España no ocurre. A menos que las personas compren los paquetes de televisión para verlos en sus casas, tenemos que ir a un negocio”, continuó diciendo.

Ferviente la rivalidad

Sáinz aseguró que la relevancia del Clásico ha ido en aumento  gracias a jugadores como Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, figuras que son atracciones a nivel mundial.

“La rivalidad se vive más intensa en ambas ciudades. También, la gente puede favorecer a su equipo local (en otras ciudades), y  además al  Madrid o al Barcelona”, dijo el periodista.

 Además, el crecimiento deportivo del Barcelona ha acentuado el encuentro.

“Gracias a que el Barcelona es lo suficiente grande, se ha multiplicado la rivalidad y la importancia de los partidos. Ante los derbis eran Real Madrid contra el  Atlético de Madrid. Desde los 1990 ha crecido la rivalidad con Barcelona. Durante mucho tiempo  Barcelona, no estaba considerado entre los equipos grandes, hasta el Athletic de Bilbao era más (grande). La rivalidad se compara con otras como Manchester contra Liverpool (en Inglaterra),  River Plate y Boca Junior  en Argentina”, indicó Sáinz.

Igualmente, el factor político ha entrado en juego. Barcelona es la capital de Cataluña, una región cuyos habitantes, en años recientes, han empujado la independencia de España. Y el Barcelona es visto, en muchas ocasiones, como un instrumento para promulgar esa independencia, por lo que las manifestaciones han abundado durante los partidos. 

En 231 partidos oficiales entre ambos, el Madrid tiene una leve ventaja con 93 victorias, contra 90 del Barcelona. Ambos han empatado en 48 ocasiones.

El juego del sábado tendrá un pique  particular.  Real Madrid marcha primero en la tabla de posiciones con 33 puntos, mientras que el  Barcelona y el Sevilla FC le siguen, ambos con 27 unidades.  

“Para el Clásico, el Barsa llega peor y el Madrid mejor.  El juego es  importante para el Barcelona, porque si pierda se queda lejos y recuperar esos puntos cuesta mucho. Tiene que ganar. Para que la gente tenga una idea de la magnitud el partido, seguramente entre 200 y 300 medios periodísticos deben estar  acreditados”, relató.

Tiempo de juerga

Rodríguez anticipa que las calles de Madrid estarán desoladas una vez inicie el partido.

“El ambiente será más tranquilo en Madrid porque el juego será en Barcelona. Allá habrá más ambiente de festejo en las calles y mucho más movimiento de gente. En Madrid la gente almorzará temprano y luego  encontrará una taberna para asegurar un buen espacio para ver el partido”, culminó.

DETALLES DEL PARTIDO

FECHA: Sábado, 3 de diciembre

HORA: 11:15 de la mañana, hora de Puerto Rico

LUGAR: Estadio Camp Nou, Barcelona

TELEVISIÓN: En Puerto Rico será transmitido por el canal beIN Sports en Español.  

Eternos adversarios

Repasamos otras grandes rivalidades en el deporte:

Yankees de Nueva York vs. Medias Rojas de Boston: Dos de las franquicias más emblemáticas en las Grandes Ligas. Todo comenzó en 1919 cuando el entonces dueño de los Medias Rojas, Harry Frazee, vendió a Babe Ruth a los Yankees para financiar una musical de Broadway. Por los subsiguientes 86 años, Boston no ganó una Serie Mundial, mientras que los Yankees sumaron una vasta colección.

Ohio State Buckeyes vs. Michigan Wolverines: La rivalidad de estas dos potencias del football  americano colegial data de 1897 cuando los Wolverines aplastaron a los Buckeyes 34-0. Cada bando ha participado en más de 40 Bowls. Mientras Michigan tiene una ventaja en cuanto a campeonatos nacionales y títulos del Big Ten, Ohio State posee más trofeos  Heisman.

Duke vs. Carolina del Norte: En el baloncesto colegial masculino de la NCAA, no existe una rivalidad más grande que los Blue Devils contra los Tar Heels. Las universidades están separadas por 10 millas. Desde 1920, los dos equipos han batallado por la supremacía de la conferencia ACC. Ambas universidades han ganado cinco campeonatos nacionales.

Boca Juniors vs. River Plate: Otro de los clásicos del fútbol a nivel mundial. Los dos equipos de Buenos Aires tienen distintas famas.  Mientras Boca Juniors es asociado con la clase trabajadora, el River con los más adinerados. En 1968, la rivalidad  alcanzó un nivel mortal cuando seguidores del Boca Juniors entraron en pánico, salieron corriendo hacia las salidas y crearon una aplastante ola humana.

Celtics de Boston vs. Lakers de Los Ángeles:  Son las dos franquicias más exitosas en la historia de la NBA con 17 y 16 campeonatos, respectivamente. La primera vez que se enfrentaron en una Serie Final fue en 1959, los Celtics barrieron a los Lakers, el primer paso para el inicio de una dinastía en Boston.


Regresa a la portada