Manchester City se queda en el tercer lugar en Inglaterra al igualar con West Ham

11/03/2012 |05:17 p.m.
El defensa del Manchester City, Kolo Toure, izq., lucha por la posesión de balón con Matt Jarvis del West Ham. (AFP / Glyn Kirk)  
El campeón inglés obtiene su cuarto empata en la temporada y no pudo alcanzar en el primer puesto al Manchester United.

Londres–Un Manchester City al que le faltó definición no pudo pasar hoy del empate a cero a domicilio en la décima jornada de la liga inglesa ante el West Ham, que hizo valer su seguridad defensiva y su presión adelantada.

Los “citizens” desaprovecharon con el empate la opción de superar en la tabla al Chelsea, que hoy cedió el liderato de la Premier, y quedan terceros en la tabla con 22 puntos, uno menos que los “blues” y dos por detrás del nuevo líder, el Manchester United.

Con el seleccionador de Inglaterra, Roy Hodgson, observando con atención el encuentro desde las gradas del Upton Park, el West Ham mostró desde el inicio su intención de complicarle la vida a los de Roberto Mancini.

Los visitantes habían saltado al campo con la confianza de que su poderoso ataque, con el italiano Mario Balotelli, el argentino Carlos Tévez y el bosnio Edin Dzeko, acabaría por imponerse a la defensa del West Ham por su calidad técnica.

La presión avanzada de los de Sam Allardyce puso en duda esa tesis, sin embargo, desde los primeros minutos, cuando quedó claro que los “citizens” no encontrarían facilidades para alcanzar el área del veterano arquero finlandés Jussi Jskelinen.

La ausencia del español David Silva, quien sigue con molestias por la lesión muscular que sufrió en un encuentro internacional con la selección española ante Francia, no hacía más que agravar los problemas que sufrían los de Mancini para organizar su ataque.

El técnico italiano, además, decidió una vez más dar descanso de inicio a su principal estrella, el argentino Sergio “Kun” Agüero, en previsión del encuentro de Liga de Campeones del próximo martes frente al Ajax, quizás la última opción del City de seguir vivo en la máxima competición continental.

Ante las dificultades para trenzar ataques, la primera línea visitante se veía obligada a retroceder para buscar balones a su propio campo.

Desde el inicio, las armas de los “citizens”, con el francés Samir Nasri repartiendo el juego, se demostraron insuficientes para superar el reto que planteaba un West Ham que aspiraba a rozar las posiciones europeas de la tabla con una victoria.

El empate era, aún así, un resultado adecuado para los locales ante los actuales campeones de la Premier, por lo que el técnico Allardycem parecía satisfecho en el banquillo ante la incomodidad que estaban creando los suyos en los “citizens”.

El inglés Gareth Barry tuvo en sus botas la ocasión para decantar el duelo a favor de los visitantes cerca del minuto 70, pero falló ante el portero, y Mancini, con la paciencia ya agotada, decidió sacar del campo a Balotelli para dar entrada al “Kun” a veinte minutos para el final.

A pesar de sus esfuerzos, el exatacante del Atlético de Madrid no pudo hacer en ese tiempo lo que sus compañeros no habían logrado en el resto del duelo, romper el cerrojo que el West Ham había plantado ante su área. 

Man U sube al primer puesto

El Manchester United le arrebató el liderato de la Liga Premier inglesa al Chelsea el sábado al vencer Arsenal, 2-1, mientras los ex líderes empataron, 1-1, ante el Swansea.

Robin van Persie fue la inspiración del United contra su antiguo equipo y castigó una pobre defensa a los tres minutos con el octavo gol de la campaña antes de que el tiro de cabeza de Patrice Evra sellara una deseada victoria en Old Trafford.

Las 10 semanas y media que estuvo Chelsea a la cabeza terminaron bajo una lluvia en el Liberty Stadium cuando el español Pablo Hernández anotó el gol del empate para Swansea, neutralizando la anotación de Victor Moses.

Everton permitió un gol en el último minuto en el empate 2-2 ante el Fulham, pero avanzó un lugar al cuarto por encima del Tottenham, que fue abucheado después de perder sorpresivamente 1-0 en casa ante Wigan.

Norwich y Aston Villa salieron de los últimos tres lugares de la tabla tras vencer 1-0 a Stoke y Sunderland, respectivamente.

Van Persie se ha instalado sin problemas en el equipo desde su cambio de 24 millones de libras (38 millones de dólares) del Arsenal en agosto y ha demostrado a sus ex empleadores sólo lo que se están perdiendo esta temporada.

El prolífico holandés se abalanzó sobre un pase de Thomas Vermaelen y anotó con un disparo que fue a parar hasta la esquina inferior desde afuera del cuadro, aunque no quiso celebrar el gol después de pasar los últimos ocho años en el Emirates Stadium.