Dramática victoria

02/11/2013 |
El nativo El Capricho, con la gran monta de Edwin Castro, hace el empuje final para imponerse en el clásico Luis Muñoz Marín. (jose.reyes@gfrmedia.com)  
El Capricho cerró fuerte en la recta final para imponerse en el clásico Luis Muñoz Marín.

El nativo de cuatro años El Capricho obtuvo la segunda victoria importante de su historial pistero al imponerse ayer en gran final durante la edición 30 del clásico Luis Muñoz Marín, que a la distancia de 1,700 metros se efectuó en el hipódromo Camarero.

La prueba, con premio de $77,070, presentó siete participantes, entre los que figuraba la yegua Zalamera, enfrentando a varios de los mejores caballos disponibles al momento.

Cuando se produjo la salida, fue precisamente Zalamera la que salió a buscar la delantera, seguida por Dreams And Beers en el segundo puesto y El Capricho, que durante buena parte de la carrera estuvo ubicado cerca de la baranda interior.

Estos tres, que fueron los que comandaron al grupo durante toda la carrera, tuvieron su momento dramático cuando entraron al cuarto de milla final luego que Zalamera estableciera parciales de :25.07, :48.82 y 1:13.33.

Al entrar a la recta de llegada, Dreams And Beers cerraba fuerte contra la líder. El Capricho, que luchaba la tercera posición con El Capo, tuvo la oportunidad de salir afuera de Dreams And Beers por tercera línea.

Eso lo llevó a adelantar poco a poco contra los punteros que luchaban duramente la delantera, hasta entrar en la contienda en los tramos finales, logrando dominar a Zalamera por el pescuezo con una gran monta por parte de Edwin Castro.

Dreams And Beers se cansó en los últimos metros, quedando a medio cuerpo de Zalamera y superando por un largo a El Capo, que finalizó cuarto seguido por Don Carlos R., que no fue factor en ningún momento, al igual que Guadalquivir y Super Abuelo, que completaron el orden de llegada.

El ganador, un hijo del semental Sudden Thunder, criado por Hacienda Los Nietos, cronometró 1:47.69 para el recorrido. Pertenece al establo Caridad y es entrenado por José Miguel Jiménez.

Obtuvo su séptima victoria en su salida 19. No ganaba desde el 12 de agosto pasado, cuando lo hizo en el clásico Antonio Mongil Jr., en el que obtuvo su primer triunfo importante.

Por otro lado, el importado Be Welcome se impuso en la segunda carrera de ayer, en la que enfrentó cuatro rivales, entre los que se destacó la participación del buen corredor Power Mast.

Be Welcome, montado por Juan Carlos Díaz, atacó fuerte entrando en mitad de la recta final para dominar la lucha por la delantera y desligarse con dos y tres cuartos de cuerpo de ventaja sobre Lamas Festival, que finalizó segundo.

El ganador, propiedad de La Revancha Stable y entrenado por Jiménez, cronometró 1:23.62 para 1,400 metros. Pomeroy Star finalizó tercero, seguido por Spanish Ridge y Power Mast último en desmejorada labor y en la que fue su segunda salida luego de más de un año inactivo.

Tags

Deportes