Indy Warrior ganó

02/23/2013 |
Indy Warrior mantiene buena ventaja al frente en la recta final. (Suministrada)  
Se impuso sobre tres rivales durante la primera carrera de ayer.

La importada de cuatro años Indy Warrior no confrontó inconvenientes para dominar a tres rivales durante la primera prueba de ayer en el hipódromo Camarero, incluyendo a la ganadora clásica Ransom The Kitten, que reapareció en esa prueba.

La eventual ganadora, montada por Edwin González, se valió de su velocidad natural y, además, no recibió presión durante la primera mitad de la carrera para establecer el ritmo de forma cómoda sobre una pista catalogada como lenta. Indy Warrior pasó fraccionales de :26.44, :52.37 y 1:17.28, lo que aportó para durar la distancia de 1,700 metros en control culminando el recorrido en 1:51.05.

La hija del semental AP Warrior, propiedad del establo Villa Real y entrenada por Alison Escobar, dominó con ventaja de siete y tres cuartos de cuerpo sobre Sweet Xareni, que fue seguida por Ransom The Kitten y Remember Lynn.

Costoso error

En la octava carrera de ayer, la potranca Kaylee Alesha se vio obligada a correr con gríngolas, con las que apareció por error inscrita en el programa oficial terminando en la última posición como favorita con gabela de cuatro por cinco en la banca de primera, luciendo incómoda en la recta final.

En su carrera anterior, el 30 de enero, esta potranca también apareció con gríngolas. Ese día, el Jurado recibió comunicación de parte de la Secretaría de Carreras informando sobre el error y Kaylee Alesha ganó, pero con los aperos con los que originalmente debió aparecer que eran espuela, foete y la lengua amarrada, que fueron con los que debutó el 10 de enero.

Se suponía que ayer volviera a correr con esos mismos aperos, pero su entrenador Ramón Morales no se percató de que apareció inscrita con gríngolas, y al notificarlo al Jurado, el panel le indicó que debía correr como aparece en el programa oficial debido a que se debía informar de la corrección con suficiente tiempo de antelación a la carrera.

No obstante, en el informe de penalidades del Jurado del 30 de enero aparece publicada claramente la corrección que se hizo al programa oficial. Morales había acudido a Secretaría de Carreras a informar sobre el error y se notificó al Jurado sobre el cambio mediante comunicación escrita.

La pregunta obligada es, ¿cómo es posible que aparezca nuevamente en el programa con los aperos incorrectos si, según el entrenador, no sometió un cambio?

Desde hace un tiempo hemos escuchado diversas quejas por parte de entrenadores en torno a situaciones similares indicando que han acudido a Secretaría de Carreras a notificar sobre errores al programa, pero continúan apareciendo.

Ayer, entre ambas bancas se le apostaron a Kaylee Alesha $10,47, sin incluir lo apostado en exactas, trifectas y dupletas, ya que era ampliamente favorecida y con las que debe haber estado en cerca de $20,000 su respaldo.

Es cierto que el entrenador tiene la responsabilidad de verificar por medio de la inscripción que todo esté correcto, pero ese no es el único responsable de los errores, que ya se ha convertido en una peligrosa costumbre y que ayer tuvo un costo irreversible.

La pregunta que se debe formular ahora es: ¿quién le responde a quienes apuestan?

En una entrevista realizada al administrador hípico, Wilfredo Padilla Soto, indicó que será “bien vigilante a que el programa oficial salga correctamente”, además de señalar que “se va a fiscalizar con detenimiento la Secretaría de Carreras”.

¿Por cuánto tiempo más seguiremos esperando para que así sea?