Joel Rosario en su mejor momento

Por Joe Bruno Ortiz / joebrunopr@yahoo.com 05/10/2013 |
Con su victoria del sábado en el Kentucky Derby, el jinete dominicano Joel Rosario confirma que se ha convertido en uno de los principales jinetes de Estados Unidos. AP / J. David Ake  
En prácticamente un mes, el jinete ganó los dos clásicos más importantes del mundo hípico

El jinete dominicano Joel Rosario tiene sus pies bien puestos sobre la tierra mientras “flota” en las nubes del éxito durante este año con actuaciones que le han ayudado a confirmar que es uno de los mejores en su profesión en Estados Unidos.

Rosario ganó el pasado sábado el evento más importante de la hípica norteamericana, el Kentucky Derby sobre el tresañero Orb. Un mes antes dominó con el ejemplar Animal Kingdom la Copa Mundial de Dubái, con premio de $10 millones, es considerada la carrera más rica del mundo.

Además, entre una carrera y la otra, terminó como líder en victorias durante la temporada de abril del hipódromo Keeneland, con 38 primeros en 106 montas y en 21 días de carreras desde el 5 al 26 del mes pasado.

Lo anterior es solo una muestra contundente del buen momento por el que atraviesa el joven jinete de 26 años, natural de San Pedro de Macorís, en República Dominicana.

“El que trabaja y lucha algún día disfruta del esfuerzo. Nos está yendo muy bien ahora gracias a Dios. Es algo difícil de lograr para muchos jinetes profesionales y para yo tener la oportunidad de haberlo conseguido, me hace sentir muy bien” , reaccionó Rosario a Primera Hora desde Nueva York.

A pesar de tener el idioma como barrera, Rosario logró sobresalir como uno de los principales jinetes del circuito de California liderando estadísticas antes de mudarse a Nueva York en julio del año pasado. Desde que hizo esa movida, su negocio se mantuvo igual de sólido, pero con algunas diferencias a su favor.

Contrató en agosto al destacado agente Ron Anderson, lo que ha sido clave en la toma de decisiones sobre los compromisos que ha tenido que cumplir Rosario en los pasados meses.

“Siempre había querido establecerme en Nueva York. Pienso que fue una buena decisión”, opinó Rosario, quien está impresionado por la forma en que ha evolucionado el ejemplar Orb, al que montó en sus primeras cinco carreras y ganó dos de ellas.

“Debutando tuvo problemas a la salida y terminó corriendo fuerte, llegando a casi dos cuerpos en una gran carrera. Mi agente me dijo luego de eso, que a lo mejor es un buen caballo, pero en sus siguientes dos carreras no lució mucho. Después ha presentado una gran mejoría viéndose más enfocado”, comentó.

Sobre el Derby, Rosario tenía buenas expectativas en su ejemplar, aunque consideraba que tenía serios rivales como Verrazano y Vyjack. “Tenía la opción de montar a Vyjack, con el que llegué tercero en el Wood Memorial, pero mi agente fue quien decidió que montarámos a Orb, porque ese era el que a él le gustaba. Siempre le dejo la decisión a mi agente”, dijo.

En cuanto al desarrollo del Derby, Rosario dejó en los puestos de atrás a su ejemplar en espera del momento para hacer su movida. “Corrió superbién. Estábamos bien atrás, pero nunca me desesperé ni traté de usar mi caballo antes, pensando que al final no tuviera el mismo rendimiento. Comenzó a avanzar afuera pasándole a los caballos poco a poco”, recordó Rosario, quien dijo que estaba seguro del triunfo luego de pasado el poste de los 600 metros finales.

“Pensaba que algún día podría ganar el Kentucky Derby. Lo conseguí y es algo bien importante para mi carrera. Es una emoción increíble”, añadió.

Orb optará ahora por la Triple Corona figurando como favorito para el Preakness Stakes la próxima semana. “Es algo muy difícil para un caballo hacerlo. Ojalá esté en condiciones y vamos a tratar de lograrlo. Mi caballo viene en mejoría y eso lo pudiera ayudar”, señaló el ganador del Clásico Del Caribe de 2008 sobre el dominicano Sicótico.

“La Copa Mundial de Dubái y el Kentucky Derby son muy especial para mí, pero pienso que el Clásico del Caribe me satisface un poco más porque representé a mi país con un caballo de mi país. Esa es la mejor carrera que tenemos en el Caribe y todos los jinetes latinos la quieren ganar”, puntualizó Rosario.