México dominó la Copa Velocidad

12/08/2012 | 07:18 p.m.
El mexicano Epifanio dominó la Copa Velocidad por nueve cuerpos y medio y tiempo de 1:11.40 para 1,200 metros. (jose.rodriguez@gfrmedia.com)  
El triunfo de Epifanio representa el segundo para los mexicanos en la Copa Velocidad. El primero fue con Walking Proud en 2006.

El tresañero Epifanio atacó fuerte entrando a los 700 metros finales colocado por tercera línea afuera de los punteros para dominar la Copa Velocidad y alzarse con el triunfo en la undécima edición de esta prueba internacional efectuada este sábado en el hipódromo Camarero.

El triunfo de Epifanio representa el segundo para México en la Copa Velocidad. El primero fue con Walking Proud en 2006.

Montado por el jinete Elvin González, Epifanio arrancó perfecto colocado afuera de sus cinco rivales. Luchó la tercera posición con el boricua Huracanado durante los primeros 400 mientras el panameño Hay Que Creer y la boricua Garbosa luchaban la delantera.

La favorita Mi Sofy, en representación de Panamá, tuvo una salida irregular, lo que no le benefició durante la primera parte de la carrera obligando a su jinete a reservar en la primera parte para luego hacer una movida en los últimos 600 metros.

Cuando restaban 550 metros para el final, Epifanio pasó al frente y se desligó sólidamente de sus rivales en el resto del camino hasta cruzar la meta con ventaja de nueve cuerpos y medio sobre Mi Sofy, que en cerrado final superó por medio cuerpo a Garbosa. El orden lo completaron el panameño Splendido, Huracanado y Hay Que Creer.

Luego del evento, el jinete Juan Carlos Díaz, quien montó a Huracanado, planteó falta ante el Jurado contra Garbosa, luego que ésta saliera hacia afuera bruscamente entrando a la recta final e interfiriera con su línea de carrera. El Jurado revisó la película de la prueba y decidió a favor de la descalificación de Garbosa de la tercera a la quinta posición.

Los parciales del evento fueron :22.69 y :46.12, mientras el tiempo final fue 1:11.40 para 1,200 metros para Epifanio, un hijo del semental Try N Express en la yegua Pitchacurve, criado por el Rancho San Jorge. Es propiedad de la Cuadra San Jorge y entrenado por Fausto Gutiérrez.