Nuevos inmortales en el Salón de la Fama del Hipismo Puertorriqueño

06/14/2010 |
De izquierda a derecha: Antonio “Toñito” Cordero en representacion del ejemplar 'Cantidad', Miguel Martinez a nombre del ejemplar Mi Pradera, Antonio Mongil representando a 'Igneíto', Elizabeth González y sus hijos en representacion de su esposo, el jinete Javier Santiago, el jinete Juan Carlos Díaz y Rolando Cabral muestran sus placas durante la ceremonia de exaltación al Salón de la Fama del hipismo puertorriqueño llevada a cabo ayer. (Primera Hora / Juan Luis Martínez)  

En una emotiva ceremonia efectuada ayer en el hipódromo Camarero, seis figuras hípicas pasaron a formar parte del grupo exclusivo de personalidades y ejemplares que integran el Salón de la Fama del Hipismo Puertorriqueño (SFHPR).

Los ejemplares Cantidad, Igneíto y Mi Pradera, los jinetes Javier Santiago y Juan Carlos Díaz ,y el dueño de caballos Rolando Cabral recibieron el honor de convertirse en nuevos inmortales del deporte hípico.

“Ésta es la clase de 2010. Una exclusiva integrada por personas y ejemplares de gran calidad que en su momento aportaron y continúan aportando a enaltecer este deporte que cumple más de 120 años de existencia en Puerto Rico”, dijo Jorge Colón Delgado, presidente del SFHPR.

El primer ejemplar que recibió la distinción fue la yegua Mi Pradera, que se destacó hace varios años como uno de los mejores corredores nativos acumulando $819,800 en premios producto de 29 victorias en 58 presentaciones, entre ellas ocho triunfos en eventos clásicos.

Miguel Martínez, hijo, recibió la placa en representación de su fenecido padre, Miguel “Guelo” Martínez, fallecido hace varios años. Mi Pradera, un producto del Haras Santa Isabel, es hija del semental El Prado.

Otro de los ejemplares honrados fue el importado Cantidad, que se destacó en el antiguo hipódromo El Comandante, de Carolina, con 56 victorias en 134 participaciones, incluyendo siete triunfos clásicos y $138 mil en premios. El hijo del semental Ambiorix, fue premiado como Caballo del Año en 1961.

También el ejemplar Igneíto fue inmortalizado gracias a sus ejecutorias en la pista incluyendo 23 victorias en 58 salidas y más de $129 en premios. El hijo de Igneo acumuló siete triunfos clásicos.

En el caso de Javier Santiago, éste es el único en Puerto Rico ganador de dos Triples Coronas consecutivas, logrado esto en 2001 con el ejemplar Estrellero y al año siguiente sobre Mediavilla R.. Además, entre otras destacadas situaciones en las que ha estado relacionado, Santiago es uno de seis jinetes ganadores de más de dos mil carreras, ocupando al mismo tiempo la cuarta posición en clásicos ganados por vida en Puerto Rico.

Su compañero Juan Carlos Díaz cuenta con un abultado resumé de éxitos, entre los que se destaca la marca de más victorias en un año para un jinete en la Isla, con 340. Es el sexto jinete en ganar seis carreras en una tarde, ostenta la marca de triunfos clásicos en un año con 16 y cerca de 2,700 victorias por vida.

Finalmente, el empresario Rolando Cabral, dueño del establo Caridad, uno de los más exitosos en los últimos 25 años, es actualmente presidente de la Confederación Hípica de Puerto Rico. Ha sido un fiel colaborador del hipismo con grandes aportaciones en pro del deporte, por lo que fue seleccionado el año pasado como Deportista Del Año en los Premios Camarero.