Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Regresa la vida al Hipódromo Camarero

Por Carlos González / [email protected] 12/13/2017 |11:45 p.m.
El estadio principal del Hipódromo Camarero sigue con grandes y evidentes daños, pero los administradores del recinto habilitaron áreas seguras para los aficionados. (gerald.ló[email protected])  
Mañana se reanudan las carreras después de casi tres meses de inactividad tras María.

CANÓVANAS. El paso del huracán María el 20 de septiembre no pudo haber ocurrido en un peor momento para la industria hípica en Puerto Rico. 

Justo cuando estaba experimentando un leve resurgir en sus apuestas gracias, en parte, a las celebraciones de carreras nocturnas una vez al mes en los llamados eventos Night at the Races, las actividades de la industria fueron detenidas por las estropeadas condiciones en que quedó el principal edificio del Hipódromo Camarero y, a su vez, de las cuadras que albergan los ejemplares tras el paso de María.

Durante los pasados meses, los administradores de la industria han concentrado sus esfuerzos en devolverle la vida al histórico velódromo para equinos para así poder reanudar los programas de carreras a partir mañana, viernes, con una reducida cantidad de jornadas semanales.

Y la vida será básicamente de términos competitivos porque el Hipódromo Camarero sigue con evidentes daños que tomarán tiempo en ser arreglados. Por ejemplo, el espacio del estadio que alberga el restaurante Winners todavía se encuentra en el proceso de limpieza y los enormes cristales que servían de vitrina hacia la pista no han sido remplazados. Aún así, el presidente y principal ejecutivo de Hipódromo Camarero, Ervin Rodríguez, insistió ayer que la reactivación de la acción hípica es vital para cerca de unos 9,000 empleos directos e indirectos que dependen de la actividad económica que se genera en la industria.

“Esto ha sido a pulmón, pero estamos determinados en levantar la industria nuevamente y nos sentimos entusiasmados en que podremos atraer a los jugadores tradicionales de las carreras de caballos. La historia del hipismo en Puerto Rico tiene más de 135 años y perdurará 135 más”, dijo Rodríguez a Primera Hora durante un recorrido ayer por los predios del Hipódromo Camarero para constatar si será viable poner en marchas las carreras mañana. 

 
¡Y se abren las compuertas... el 15 de diciembre!

El hipódromo Camarero regresa con las carreras el viernes

“Hemos hecho de tripas corazones, pero estamos listos para tener carreras nuevamente después de la devastación que causó el huracán María”, agregó.

Rodríguez aseguró que la pista está en condiciones para las carreras y que algunos espacios comunes han sido habilitados en áreas seguras para recibir a los visitantes.

“Fue necesario colocar arena nueva en la pista, reparar la valla protectora que eventualmente será remplazada por una nueva, además de que habilitamos un área segura donde el público podrá observar las carreras. Nos queda mucho por hacer, pero hemos adelantado lo suficiente como para devolverle la vida al hipódromo”, recalcó.

Por lo pronto, las carreras se llevarán a cabo este viernes, sábado y domingo. Luego, por las próximas dos semanas, serán sábado, domingo y lunes.

“Nuestra esperanza es que en enero de 2018 subamos a cuatro días a la semana y, eventualmente, cinco. Sabemos que hay un deseo inmenso del público de tener carreras nuevamente y hacia eso estamos trabajando”, sostuvo el ejecutivo de seguros.

Asimismo, Rodríguez reconoció que la zona donde están ubicadas las cuadras todavía requieren muchas mejoras. La falta de electricidad y el remplazo de los techos de aluminio de los establos figuran entre las necesidades que los dueños de caballos han insistido merecen atención de manera apremiante.

“El sistema eléctrico estaba en el piso. Hemos contratado a unas compañías para que levanten nuevamente los postes para así suplir la electricidad que se necesita en diversas áreas. Es un proceso lento porque los seguros se tardan, pero estamos haciendo todo lo posible para que los caminos y la carretera principal estén iluminados”, recalcó.

Rodríguez estimó que las pérdidas en la propiedad ascienden a $20 millones.

 “Estamos en conversaciones con unos arquitectos e ingenieros para eventualmente hacer unas modificaciones a la estructura principal con la intención de hacer algo más manejable”, adelantó.

El ejecutivo abundó que confía que 250 de las aproximadamente 550 agencias hípicas que existen en el País estén listas para procesar apuestas mañana. Dijo que el factor falta de electricidad en muchos sectores es la principal causa que otras no puedan trabajar mañana. Y destacó que mejorar eso será clave ya que el 97 por ciento de las apuestas que se juegan se procesan vía esas agencias hípicas que ubican alrededor de la Isla.

Regresa a la portada