Placeholder

Por Carlos González

Gancho al hígado

Dudosa reputación salpica al Comité Médico

05/15/2018
En noviembre de 2014, el juez Juan Pérez Giménez, del Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico, sentenció a Faura-Clavell a 18 meses en prisión por cometer fraude. (Archivo)
En noviembre de 2014, el juez Juan Pérez Giménez, del Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico, sentenció a Faura-Clavell a 18 meses en prisión por cometer fraude. (Archivo)
El fisiatra Luis Enrique Faura-Clavell tiene a su cargo determina si los boxeadores que participarán en las carteleras gozan de buena salud, pero en el pasado ha sido señalado federalmente por informes médicos falsos.

La Comisión de Boxeo Profesional de Puerto Rico sufre por unos profundos dilemas que van desde internas luchas de poder hasta abrazar a personas de cuestionables reputaciones.

El fisiatra Luis Enrique Faura-Clavell tiene a su cargo el Comité Médico que determina si los boxeadores que participarán en las carteleras gozan de buena salud. El nombre de dicho doctor podría pasar por desapercibido.

Sin embargo, la realidad es otra.

En noviembre de 2014, el juez Juan Pérez Giménez, del Tribunal Federal para el Distrito de Puerto Rico, sentenció a Faura-Clavell a 18 meses en prisión por cometer fraude contra la Oficina de Compensación a Trabajadores por Incapacidad Ocupacional (OWCP, por sus siglas en inglés).

Faura-Clavell, además, debía cumplir dos años en libertad supervisada, pagar una multa de $5,000 y cumplir con 200 horas de servicios comunitarios como parte de la sanción. ¿Cuáles fueron sus fechorías? Someter informes médicos falsos y fraudulentos.

El fisiatra hizo alegación de culpabilidad en el caso donde también figuró como acusado el siquiatra Alfonso Madrid Guzmán. De haber ido a juicio, Faura Clavell se exponía a un máximo de 10 años de cárcel. El acuerdo de alegación de culpa disponía una sentencia recomendada de entre 21 a 27 meses de cárcel, aunque permitía al acusado solicitar una pena menor, según varios partes de prensa.

Faura Clavell fue arrestado en septiembre de 2013 por “emitir informe médico al Departamento del Trabajo de Estados Unidos falso y fraudulento” relacionado a pacientes que les diagnosticaban condiciones que no padecían para poder obtener los beneficios de OWCP a cambio de una compensación económica. Los médicos recibían entre $150 y $1,000 por cada informe y certificación médica. El esquema fue descubierto por agentes encubiertos.

¿Cómo llegó Faura-Clavell a la Comisión de Boxeo? El fisiatra tuvo sus comienzos bajo la incumbencia de José “Toto” Peñagarícano cuando fue presidente desde el 2001 hasta el 2008. La presencia quedó interrumpida cuando tuvo que cumplir con la sentencia federal.

El Artículo 14 del vigente reglamento de la Comisión de Boxeo Profesional detalla que, entre los requisitos para conceder las respectivas licencias, los boxeadores, manejadores, promotores, concertadores de encuentros, entrenadores y oficiales (árbitro, juez, juez de tiempo y técnicos de esquina y camerinos) deberán entregar un certificado de antecedentes penales.

Curiosamente, ese requisito no aplica a los integrantes del Comité Médico. ¿Por qué?

A finales de 2017, Faura-Clavell regresó y ha estado presente en seis de las siete carteleras que han sido presentadas en Puerto Rico, según los resultados oficiales suministrados por la Comisión de Boxeo. Por sus manos pasan los expedientes de los púgiles puertorriqueños y extranjeros que son contratados para una cartelera.

No existe evidencia de que Faura-Clavell esté alterando los récords médicos de los púgiles, pero las dudas son inevitables. Esta situación deja al ente que regula el boxeo rentado en la isla sumergido en una complicada realidad.

El dilema es que nadie levanta una mano para corregir la situación.