Adriana Díaz busca el nivel extraordinario

Por Fernando Ribas Reyes 01/02/2018 |11:45 p.m.
La tenismesista no se dormirá en los laureles y ya trabaja para mantener su gran sitial en el "ranking" mundial del tenis de mesa.

Utuado. Bueno, no es suficiente.

Eso dice el entrenador Bladimir Díaz sobre el estatus que ha alcanzado  su hija, la tenismesista de 17 años Adriana Díaz, quien inició  el 2018 entre las mejores 40 jugadoras del mundo según el nuevo ranking de la Federación Internacional de Tenis de Mesa.

En específico, el entrenador señala al área del juego de su hija que hasta el momento llama más la atención: su fortaleza mental para sacar parciales. Y además al área específica en el que Adriana todavía puede crecer más:  la flexibilidad de la jugadora.

Bladimir explicó que la flexibilidad de la jovencita todavía no es tan buena como para poder competir en el más alto nivel del tenis de mesa y al cual la atleta espera llegar.

“Ella tiene una seguridad en ella extraordinaria. Pero para estar en el Top 20 del mundo no se puede ser bueno; tiene que ser extraordinaria. Ya ella viene con unas cualidades de fábrica: el toque y su enfoque. Pero para ser Top 20 en el mundo no se puede dejar al azar; hay que trabajarlo. Tal vez sea bueno para trabajar para el nivel Panamericano, pero para el nivel mundial no lo es”, dijo Bladimir al recibir ayer a Primera Hora en el Centro de Tenis de Mesa Águilas de la Montaña.

Con eso en mente, y para fortaleza la capacidad mental y aumentar la elasticidad de Adriana, así como la de su hermana y también tenismesista Melanie, el entrenador dijo que integró, a semejanza de lo que hacen las potencias asiáticas en este deporte, un programa de yoga a la rutina de sus entrenamientos. Esta nueva estrategia es dirigido por la profesora y extenimesista Gretchen Sánchez.

“He visto”, dijo Bladimir señalando a las técnicas que ve en Oriente, “que estamos atrás en esto. Que tengo que buscar una persona que tenga bastos conocimientos en esto, y esa persona no soy yo. El golpe de ellos (asiáticos) es mucho más flexible. La recuperación también. Son las dos cosas que estoy buscando”, dijo Díaz.


Adriana Díaz dijo estar emocionada por su logro de quedar clasificada como la 37ma mejor del mundo en la categoría adulta y la séptima en la categoría Sub 21. ([email protected])


Así las cosas, ahora, tres veces a la semana, las hermanas se sientan en sus matres de yoga, solamente alumbradas por la luz que penetra por las ventanas del club, con música y colonias relajantes en el ambiente, y hacen la rutina de estiramientos, respiraciones y relajamiento diseñada por Sánchez. Lo hacen una vez culminan sus rutinas de ejercicios físicos y cardiovásculares en la mañana y justo previo al momento  de  entrar a entrenar técnicas en las mesas del juego.

La yoga, cuya práctica sigue en crecimiento en Puerto Rico, es del agrado de ambas, tanto dentro como fuera de la cancha.

“La verdad es que me siento mucho mejor, tanto en la mesa como afuera. Para mi deporte es muy necesario”, dijo Adriana. “Había escuchado sobre la yoga. Quien es ahora mismo campeón del mundo lo está aplicando. Así que creo que es súper bueno. A mí me pareció una buena idea cuando mi papá me lo dijo”.

Melanie también lo favorece.


Tres veces a la semana, las hermanas hacen la rutina de estiramientos, respiraciones y relajamiento. ([email protected])


“La parte final (del ejercicio), cuando nos dejan relajadas en el piso, es la parte que más me gusta. Ahí recuperamos energías de los ejercicios en el gimnasio por las mañanas y regresamos con más fuerza”, dijo Melanie.

Bladimir espera que la yoga no solamente mejore el enfoque de ambas jugadoras durante un partido, sino luego de los encuentros para poder ser “más racionales y poder analizar”, las derrotas y las victorias.

Sobre la elasticidad muscular, Bladimir dijo que esa ayuda le proveerá no solamente más alcance en el toque, sino más control también.

“Esas son las dos razones principales, aunque esa disciplina te da otros elementos que van a ayudar”, dijo Bladimir. “Es lo más parecido a lo que veo que ellos (asiáticos) están haciendo”.

Lista para el gran reto

En cuanto a Adriana, esta dijo estar emocionada por su logro de quedar clasificada como la 37ma mejor del mundo en la categoría adulta y la séptima en la categoría Sub 21.

“Es una manera increíble de comenzar el año. Es uno de los logros más importantes de mi vida. Es otra meta conseguida”, dijo Díaz.

“En el año trataré de mantener ese ranking y seguir jugando para mantenerlo. Cuando estás arriba, la gente quiere cazarte y quitarme puntos. Es un reto”.

Y lo hará no solo jugando en abiertos de la federación internacional sino también haciendo su debut en ligas profesionales. Bladimir contó que dicho debut podría darse en la liga de India, donde Adriana reforzaría a un equipo como una de las principales raquetas. También jugaría en la liga de China, que será su gran fogueo. Y evalúa otras invitaciones de Austria y España. 

Regresa a la portada