Carlos Colón asegura que suspensión de su hijo de la WWE fue por abuso de medicamentos

05/24/2010 | 06:27 p.m.
Carlos Colón indicó que su hijo, Carlito ‘Caribbean Cool’, no fue suspendido de la WWE por uso de cocaína, heroína o marihuana. (Primera Hora/Archivo/José L. Cruz Candelaria)  
El padre de Carlito ‘Caribbean Cool’, el promotor de lucha libre local Carlos Colón, afirmó hoy, lunes, que el despido de su primogénito en la World Wrestling Entertainment (WWE) se dio por abuso de medicamentos para el dolor.

El padre de Carlito ‘Caribbean Cool’, el promotor de lucha libre local Carlos Colón, afirmó hoy, lunes, a  Primera Hora que la suspensión y subsiguiente despido de su primogénito en la World Wrestling Entertainment (WWE) no se dio por uso de drogas antisociales sino por abuso de medicamentos para el dolor.

“Deseo aclarar que Carly no fue suspendido por uso de cocaína, ni de heroína o marihuana, sino por  abuso de “painkillers” (fármacos para el dolor), que no es algo fuera de lo  común en los luchadores debido a los dolores que provocan las caídas y los golpes, combinado con los viajes constantes. Carly empezó usando una o dos para sus dolores de espalda, pero ya parece que la situación se ha tornado mucho más seria y necesita ayuda”, afirmó el mayor de los Colón, quien fuera ex luchador y ahora dirige la World Wrestling Council (WWC) en Puerto Rico.

“Con la llave que el hace para ganar sus lucha (la ‘backstabber’), él se tira de espaldas y también tiene que aguantar las 200 a 300 libras de su oponente en sus rodillas cuando la hace. Eso ha ido afecatndo su espalda y al no recibir atención médica pues ha incrementado su dependencia en ‘painkillers’ últimamente”.

Según Colón, toda la familia se ha unido para apoyar a Carlito e instarlo a reconsiderar su posición inicial de no entrar a un programa de rehabilitación, lo que provocó sus despido inmediato.

“Cuando le preguntaron en la WWE si quería someterse al programa de rehabilitación parece que no aceptó que tiene un problema y eso causó su despido a pesar de ser solo su primera violación. Ya su mamá salió el viernes para su casa en Houston para estar con él, Su hermano Eddie (Primo Colón en la WWE) y su primo Orlando (Colón) y todos en la familia estamos ejerciendo presión para que se someta al tratamiento que ofrece la WWE. De él aceptar, sería re-instalado nuevamente en su empleo. Pero está en él aceptar que quiere mejorar y salir de ésta situación”, dijo Colón con cierto optimismo.

El abuso de fármacos para el dolor ha sido parte del problema que ha causado la muerte de varios luchadores en los pasados 10 años, incluyendo Eddie Guerrero (38 años), Test (33), Umaga (36), Rick Rude (40) y Bam Bam Bigelow (45), entre otros.

Varios luchadores de la WWE que han sido suspendidos en años recientes por esta falta y se han sometido con éxito a programas de rehabilitación, como es el caso de Rey Mysterio Jr.