Complicado examen

Por Esteban Pagán Rivera 04/02/2013 |
La puertorriqueña Mónica Puig se enfrentará mañana a la ex número uno del mundo Venus Williams.
Venus Williams  

Cuando se aspira a ser el mejor, tarde o temprano, los retos mayúsculos llegarán.

Son esos obstáculos los que hacen crecer y madurar y, para la tenista puertorriqueña Mónica Puig Marchán, mañana será un día de esos, en el cual cada golpe y saque en la cancha de tenis servirá como una valiosa experiencia.

Puig se enfrentará mañana, miércoles, a la estadounidense Venus Williams en la segunda ronda del Family Circle Cup en Charleston, Carolina del Sur, torneo que pertenece al circuito de la Asociación de Tenis de Mujeres (WTA, por sus siglas en inglés).

Para Puig, de 19 años y clasificada 104 en la WTA, será la primera vez que se enfrenta a una ex número uno del mundo en un partido del circuito. Williams dominó el tenis femenino a inicios de la pasada década y ocupó el primer lugar en el escalafón mundial en el 2002. Actualmente, es la número 24 en el ranking, el cual es dominado por su hermana menor, Serena.

A pesar de que Venus es 13 años mayor que Puig, no será la primera vez que ambas se vean las caras en una cancha.

“Yo entrené con ella una vez el año pasado y me fue muy bien”, reveló ayer Puig en conversación telefónica con Primera Hora. “Sé lo que va a hacer, sé como ella jugará. No voy a pensar mucho en el juego, sino en mí, en lo que yo puedo hacer”, añadió.

Para la boricua, tampoco será el primer partido contra una tenista de alto perfil. El pasado 1 de enero, en Australia, cayó en un cerrado partido contra Angelique Kerber, actual número seis en la WTA.

“Me siento como el día antes de enfrentar a Kerber: tranquila. No tengo nada que perder, lo que pase, pasó. Yo voy a mí y haré lo máximo por tratar de sacar esa victoria”, apuntó Puig, quien apenas tenía nueve años cuando Venus reinó en el 2002.

“Las Williams siempre han sido las grandes de la WTA. Ellas juegan bien fuerte y tienen un saque poderoso. Yo miraba muchos partidos de Serena y Venus y quería llegar allí, tener esa vida. Poder jugar este partido es una meta que he cumplido y estoy lista para el reto, enfocada en todo lo que tengo que hacer”, destacó la tenista puertorriqueña.

Inmensa demostración

La oportunidad de enfrentar a Venus surgió luego que Puig despachara ayer en la primera ronda del torneo a la checa Andrea Hlavackova, número 67 en la WTA, por marcador de 6-4 y 6-0. Puig remontó una desventaja de 0-3 en el primer set y apenas necesitó 58 minutos para completar la faena.

“Ella (Hlavackova) empezó muy bien. Estaba jugando en un nivel muy alto, y no podía hacer mucho. Cuando una oponente está jugando en high, hay que esperar a que tenga un momento flojo y aprovechar. Encontré mi oportunidad para ganar el juego, y ya en el segundo set estuve más enfocada”, subrayó.

Luego de ganarle a Hlavackova, un triunfo sobre Venus significaría que Puig obtendría los puntos suficientes para entrar, por primera vez, entre las primeras 100 en la clasificación de la WTA. Así que cuando la boricua salga mañana a la cancha, habrá mucho en juego. Pero hoy, sin partido en agenda, será otro día normal en su rutina.

“Estaré relax. Entrenaré a las 10:00 de la mañana y luego a las 3:00 de la tarde haré un fine tuning, trabajar en el saque, en la defensa… En verdad, quiero ir ya a la cancha”, sentenció.