Demandan a jugador de fútbol americano por intento de asesinato

06/20/2013 | 03:56 p.m.
La demanda presentada anoche por Alexander Bradley, de 30 años, sucede mientras la Policía en Nueva Inglaterra investiga la muerte del jugador de fútbol americano semiprofesional Odin Lloyd, de 27 años.
En la demanda no se menciona cómo Hernández y Bradley se conocían. (AP)  

Miami.- Aarón Hernández, de los Patriots de Nueva Inglaterra, de antemano vinculado con una víctima de asesinato en Massachusetts, fue demandado en el sur de Florida por un hombre que asegura que el tight end le disparó en el rostro luego de una discusión en un club nocturno.

La demanda presentada anoche por Alexander Bradley, de 30 años, sucede mientras la Policía en Nueva Inglaterra investiga la muerte del jugador de fútbol americano semiprofesional Odin Lloyd, de 27 años.

El cuerpo de Lloyd fue hallado en un parque industrial aproximadamente a kilómetro y medio de la casa de Hernández en North Attleborough, Massachusetts. La familia de Lloyd ha dicho que tenía cierta relación con Hernández, pero no aportaron detalles.

En su demanda federal en que exige una compensación por daños de al menos $100,000, Bradley asegura que él y Hernández formaban parte de un grupo de personas en febrero en el club nocturno Tootsie's en Miami cuando ambos sostuvieron una discusión. Poco después, mientras se dirigían al condado de Palm Beach, Hernández le disparó al rostro con una pistola, causando pérdida de ojo derecho, de acuerdo con Bradley.

Bradley, oriundo de Connecticut, también sufre dolores de mandíbula y de cabeza y una lesión permanente en su mano y brazo derechos y probablemente requerirá más cirugías, de acuerdo con la demanda. De antemano se ha sometido a una cirugía de reconstrucción facial.

Bradley "necesitará una exhaustiva atención médica y tratamiento por el resto de su vida", se indica en la demanda de cuatro páginas.

El demandante no mencionó a Hernández en un reporte policiaco en ese entonces en el Departamento de Policía del condado de Palm Beach. La Policía encontró a Bradley con un disparo y sangrando el 13 de febrero en un callejón detrás de una tienda de maquinaria agrícola. Ante los investigadores insistió en que no conocía al agresor y sólo proporcionó una descripción vaga de los posibles responsables. Un empleado de la tienda encontró a Bradley tras escuchar un disparo, pero el sistema de video de vigilancia del negocio no funcionaba.

El abogado de Hernández no ha dado respuesta a mensajes por correo electrónico que la AP le envió hoy en busca de comentarios. En la demanda no se menciona cómo Hernández y Bradley se conocían.

En otros avances de hoy, la Policía de Providence, Rhode Island, dijo que Hernández fue insultado en mayo por un hombre en un centro nocturno cercano a las instalaciones de la Universidad Brown pero el tight end se retiró del lugar. El hombre siguió a Hernández tres cuadras y se formó público, dispersado por la Policía mientras Hernández se subía a su vehículo y se iba.

Mientras tanto, en Massachusetts, familiares de Lloyd y la Policía mantuvieron silencio sobre el tipo de relación que sostenía Hernández con el jugador semiprofesional, que jugó para los Bandits de Boston.

La revista Sports Illustrated, que mencionó una fuente no especificada, reportó el martes que no se cree que Hernández sea un sospechoso en lo que está siendo tratado como un posible homicidio.

Los Patriots reclutaron a Hernández en Florida en 2010. Desde entonces se ha combinado con Rob Gronkowski para formar una de las mejores duplas de tight ends en la NFL.

Tags

Fútbol