El COI se apresta a tomar tres grandes decisiones

Por Alex Figueroa Cancel 09/06/2013 | 04:35 p.m.
Nunca antes se había elegido a un presidente del COI en la misma sesión en la que se elegirá una sede olímpica.
El puertorriqueño Richard Carrión está en carrera por la presidencia del COI. (Archivo)  

El reloj comenzará este sábado, una apretada cuenta regresiva de apenas 72 horas en la que el Comité Olímpico Internacional (COI) tomará tres decisiones que definirán su rumbo por la próxima década: la selección de la sede de los Juegos Olímpicos de 2020, la votación del nuevo presidente del COI y la elección de un nuevo deporte para el programa olímpico.

Es mucho lo que estará en juego en poco tiempo en Buenos Aires, Argentina, donde se lleva a cabo desde este viernes la sesión número 125 del COI y donde el resultado de estas decisiones ofrecerá una lectura clave sobre cuáles serán las visiones y filosofías económicas, políticas y deportivas que regirán al Movimiento Olímpico en su futuro inmediato.

Nunca antes, por ejemplo, se había elegido a un presidente del COI en la misma sesión en la que se elegirá una sede olímpica.

 El desfile y cabildeo de personajes de la realeza, gobernantes, jefes de estado, deportistas reconocidos y otras figuras famosas termina hoy en el hotel Hilton de Buenos Aires -donde sesiona el CO- con las presentaciones finales de las ciudades candidatas a albergar los juegos de verano de 2010: Estambul, Tokio y Madrid. En ese mismo orden, cada uno de sus representantes tendrá 45 minutos para hablarle a los miembros del COI sobre sus propuestas antes de que voten por su favorita mañana mismo, resultado que se conocerá cerca de las 4:00 de la tarde, hora de Puerto Rico.

"La elección está bien apretada. Las veces que he estado en foros internacionales en los últimos meses, la gente tiene como una simpatía por Madrid. Pero la situación económica (en España) está tan delicada, lo que se considera mucho", dijo Sara Rosario, presidenta del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur).

"Las candidaturas de Estambul y Tokio son bien similares", agregó la líder olímpica boricua, quien viajará a Argentina el domingo para presenciar la votación a presidente del COI, que será el martes y en la que está en carrera el puertorriqueño Richard Carrión.

En contraste con sus rivales, hasta hoy Madrid se ha vendido como el ejemplo que debe seguir el COI en su intención de abaratar los costos de los Juegos Olímpicos. Ante las preocupaciones de su agobiada economía y alto desempleo, Madrid insiste que solo tendrá que gastar $2 billones en siete años, pues cuenta con el 80% de las instalaciones.

Estambul ha estimado su montaje en $19 billones y Tokio en $30 billones. Para ambas ciudades, el tema económico no parece ser un obstáculo, pero Estambul enfrenta preocupaciones sobre repercusiones de la violencia e inestabilidad política en la región con su vecina Siria como ejemplo más reciente. 

En el caso de Japón, las dudas relacionadas a la radioactividad detectada en el reactor que sufrió daños en el maremoto de hace unos años no son la única preocupación que ha transcendido. Además de esto, estará por verse si el COI está dispuesto a darle a un mismo continente dos Juegos consecutivos. De la capital de Japón ganar la sede para el 2020, estaría a dos años de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 en Pyeongchang, Corea del Sur.

Pero el centenar de miembros del COI tendrá más trabajo en la capital argentina. Antes de elegir al nuevo presidente y atender muchas otras reuniones sobre informes administrativos de otros asuntos, el domingo se votará para determinar el nuevo deporte que será incluido en el programa olímpico para 2020, entre la lucha olímpica, el squash y el béisbol/sóftbol.

"A nivel de encuestas públicas que he visto, siempre dan lucha como el deporte con más votaciones. Creo que la votación final debe estar en la lucha o la fusión del béisbol y el sóftbol", manifestó Rosario. "Creo que la lucha es la que va a prevalecer".

Pese a ser uno de las disciplinas que formaron parte del orden de las Olimpiadas, la lucha fue sacada por su supuesta falta de atractivo para las transmisiones televisivas, lo que incluso llevó a la federación internacional del deporte a realizar varios ajustes a sus reglas

Mientras, el béisbol y sóftbol cambiaron su estrategia de cabildear por separado para abogar por su regreso a los Juegos Olímpicos, tras jugarse por última vez en Pekín 2008. Esta vez, presentaron una candidatura en conjunto tras fusionarse en una sola confederación.