Nota de archivo: publicada hace más de 90 días
Su capacidad atlética y fluidez en el ensogado lo hicieron lucir como pez dentro del agua.
Jaime Espinal asistió a su ‘tryout’ en la WWE bien preparado gracias, en parte, a su entrenamiento con los luchadores locales de la empresa WWC, Ángel Fashion (izquierda) y Mike Mendoza (derecha). (Suministrada)  

Jaime Espinal fue a su ‘tryout’ con la WWE la pasada semana listo para demostrar todo el arsenal que conoce en la lucha aficionada y todo lo que ha aprendido con luchadores profesionales locales, como Mike Mendoza y Ángel ‘Fashion’.

Pero a juzgar por el medallista olímpico de Puerto Rico, sus conocimientos básicos fueron más que suficientes para dejar una buena impresión.

“Yo fui preparado para hacer de todo. Fui listo para tirarme de espaldas desde la última cuerda o bailar ‘break dancing’. Yo anticipaba que me iban a retar más, pero la realidad es que fue un entrenamiento bastante básico con detalles en algunos fundamentos de la lucha libre professional”, relató Espinal a Primera Hora tras su acuartelamiento con por tres días en la ciudad de Orlando con luchadores de NXT y veteranos exluchadores de la WWE que ahora fungen de entrenadores, como Norman Smiley, Albert y William Regal.

Según Espinal, él fue integrado junto a Wes Brisco (hijo del exluchador y gerencial de WWE, Gerald Brisco) con un grupo avanzado de luchadores ya establecidos en NXT, incluyendo al exluchador olímpico brasileño Adrián Jaoude y al luchador de ascendencia  dominicana 'No Way José'. Allí trabajaron con movimientos simples y luego con algunas secuencias de lucha en los primeros dos días.

“Alli habían como 50 luchadores y mi grupo era de 12. El primer día fueron unos ejercicios especiales, como cargar a la gente y alzar pesas. También nos hicieron hacer ‘drills’ de correr las cuerdas, de caídas, cosas básicas que yo hago cuando entreno en Puerto Rico”, dijo Espinal.

“Para el segundo día trabajamos varias secuencias. Por ejemplo, una era de candado a la cabeza, lance a la lona con candado, te sacan por la quijada, te paras. Luego vuelves con otro candado a la cabeza, te tiran contra las cuerdas y hace un tacle. Son secuencias fundamentales. Pero no hice nada de ‘suplex’, contralonas o ‘power slam’. Nada de eso. Me quedé con las ganas (se ríe)”.

Y es que lo que buscaban ver de Espinal era si dominaba esas áreas simples, pues ellos saben lo que él puede dar.

“El coach Norman Smiley me ayudó mucho. Fue buen maestro. Me dijo que estaba muy contento conmigo, que tenia talento, que era ‘coachable’ y que aprendía rápido”, recordó Espinal.

“Ahí fue que le dije que podia hacer más cosas, como ‘break dance’ o tirarme de la última cuerda. Él me contestó que solo quería ver cómo me movía y si tenia agilidad. Me dijo: ‘sabemos a lo que podemos llegar contigo y que eres habilidoso. No hace falta enseñarlo todo en el primer día. Esto es poco a poco’. Eso fue una gran lección y calmó mi ansiedad”.

Aparte de lo concerniente a sus habilidades luchísticas, Espinal también tuvo que demostrar sus cualidades detrás del micrófono.

“La parte de las promos es dirigida por William Regal. Me pidieron que hiciera lo que yo quisiera. Terminé haciéndole tres promos: una en español, una en inglés y otra en ‘Spanglish’. Quería demostrar mi versatilidad y creo que ellos quedaron complacidos”, dijo Espinal.

Buena camaradería

Espinal también se reunió con viejos conocidos e hizo nuevos amigos durante su ‘tryout’.

“Pude compartir otra vez con Adrián Jaoude, otro exolímpico de lucha y expeleador de MMA que ya lleva tres años aquí entrenando. Lo conocía y fue uno de los que me ayudó y me aconsejó cuando llegué. También hice buena amistad con el luchador No Way José (Levis Valenzuela, nacido en North Carolina pero de sangre dominicana)”, dijo Espinal.

“Además, entraron cinco muchachas en el ‘tryout’ que yo fui, incluyendo la mexicana Chika Tormenta. Siempre es bueno tener a otros latinos a tu alrededor”.

Espinal también pudo interactuar con luchadores que habían en la periferia durante el entrenamiento, tales como The Undertaker y Scotty Too Hotty.

“Cuando vi al Undertaker, me quedé como ‘wow’. Es alguien que he seguido desde pequeño. También vi por allí a Shawn Michaels, pero no tuvo interacción con mi grupo”.

En espera de llamada

Por lo pronto, Espinal se mantendrá entrenando en Puerto Rico tanto en la fase olímpica, como en la profesional mientras WWE hace su deliberación en torno a si lo firma o no.

“Mi vida continúa. El plan es seguir entrenado para competir en el Campeonato Panamericano de Lucha. También seguiré entrenando ocasionalmente con Mike Mendoza y con Ángel Fashion para no perder la costumbre. Creo que ambos son muchachos talentosos que también deberían tener su ‘tryout’ con WWE”, dijo Espinal.

“Yo voy a seguir entrenando para hacer ambas cosas, empezando por el Panamericano. Si me voy a NXT antes de esa competencia es porque me llamaron de allá”.

Regresa a la portada

Tags

Jaime EspinalWWE