Jones sobrevive susto y vence a Belfort por rendición en el UFC-152

09/23/2012 | 07:26 a.m.
Fue Jones el que rió al final al aplicar una llave de brazo de su autoría en el cuarto asalto para rendir a su veterano oponente y defender con su campeonato de las 205 libras Ultimate Fighting Championship durante el evento estelar de UFC-152 en el Air Canada Centre de Toronto. (juan.alicea@gfrmedia.com)  
Vitor Belfort por poco le parte el brazo a Jon Jones, pero fue Jones el que rió al final al aplicar una llave de brazo.

Vitor Belfort por poco le parte el brazo a Jon Jones, pero fue Jones el que rió al final al aplicar una llave de brazo de su autoría en el cuarto asalto para rendir a su veterano oponente y defender con su campeonato de las 205 libras Ultimate Fighting Championship durante el evento estelar de UFC-152 en el Air Canada Centre de Toronto.

Apenas empezando la pelea Belfort logró atrapar a Jones en un ‘armbar’ luego que Jones lo derribara y tuvo al monarca a punto de rendición para sorpresa de los casi 19 mil fieles que se dieron cita en el recinto de los Raptors de la NBA y los Maple Leafs de la NHL.

El brazo de Jones estuvo tan extendido que parecía que estaba a un segundo de ser fracturado. Pero Jones resistió todo y manejó escaparse a último momento para sobrevivir.

“Me atrapó en ese ‘armbar’ y nunca había sentido algo así. Creía que me iba a partir el brazo y honestamente yo estaba esperando que se partiera. Yo no me iba a rendir. Había trabajado muy duro para esto”, confesó Jones, que mejora a 17-1.

Posteriormente, Jones asumió su postura encima de Belfort y lo castigó de forma inmisericorde con codazos que bajaban como navaja y le abrió heridas al brasileño en la ceja derecha y detrás de la oreja derecha.

Belfort aguantó la golpiza y llegó a tener algunos momentos de notoriedad en el segundo asalto con rectos de izquierda y patadas redondas al rostro de Jones, pero el campeón dominó el combate con su alcance y con sus derribes para seguir castigando la cara de Belfort.

Jones continuó su ataque entonces en el tercer episodio, particularmente con una patada de lado al costado de Belfort que obligó al carioca a buscar refugio en la lona y asumir posición de guardia otra vez.

Para el cuarto asalto, la esquina de Belfort le pidió más acción con puños para tener alguna oportunidad de triunfo y éste los complació al inicio al conectar otra patada y otra recta de izquierda al rostro de Jones. Pero en su embestida perdió el balance y Jones lo volvió a derribar para tomar control lateral.

Así las cosas, Jones volvió a castigar con codazos a Belfort, quien cedió su brazo derecho tratando de cubrirse. Ahí Jones le agarró el brazo y lo estiró con llave ‘kimura’ o ‘Americana’ para conseguir la rendición de Belfort a los 54 segundos del asalto.

“Fue una pelea bien fuerte.Fue difícil descifrar a Jones”, confesó Belfort, que cae a 21-10. “Me consiguió bien con una patada (en tercer asalto) y tuve que ir al piso para buscar aliento. Pensaba que tenía oportunidad. El peleó mejor y merece la victoria. Por eso es el campeón”.