Lance Armstrong hablará abiertamente con Oprah

01/13/2013 |08:37 p.m.
La entrevista con Oprah Winfrey será en la casa de Lance Armstrong y será su primera respuesta pública al reporte de la USADA. (Archivo)  
"Estoy relajado y listo para hablar francamente", dijo Armstrong en referencia a su entrevista el lunes con Oprah Winfrey.

Austin.- Trotando un domingo por la mañana bajo un sol brillante, Lance Armstrong difícilmente parecía un hombre a punto de confrontar de una vez por todas el escándalo de dopaje que ha dejado rota su imagen.

"Estoy tranquilo, estoy relajado y listo para hablar francamente", dijo Armstrong en una entrevista exclusiva con Prensa Asociada, en referencia a su entrevista el lunes con Oprah Winfrey.

En la que ha sido publicitada como una sesión "sin restricciones", se espera que el ciclista estadounidense hará un giro luego de una década de desmentidos y se disculpe por doparse. También se aguarda que ofrezca una confesión parcial sobre su participación como líder de una trama de dopaje para dominar el Tour de Francia.

A Armstrong le arrebataron el año pasado todos sus siete títulos como consecuencia de un voluminoso informe de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA por sus iniciales en inglés), que lo retrató como un competidor implacable, deseoso de realizar cualquier cosa para ganar la máxima joya del ciclismo mundial.

"El programa de dopaje más sofisticado, profesionalizado y exitoso que haya visto alguna vez el deporte", es como calificó el director ejecutivo de la USADA Travis Tygart el régimen de dopaje presuntamente llevado a cabo por el equipo U.S. Postal Service que encabezó alguna vez Armstrong.

No obstante, si algo de eso estaba pesando en la mente de Armstrong, él no lo mostró durante la entrevista con la AP.

Vistiendo una camiseta roja y pantalones cortos negros, lentes para el sol y una gorra de béisbol blanca inclinada sobre sus ojos, Armstrong se estaba entrenando a aproximadamente una milla de su casa cuando fue entrevistado. Armstrong corrió aproximadamente una hora mientras su equipo de abogados y asesores llegaba uno por uno a su casa.

Inclinado dentro del automóvil de un reportero a la orilla de un transitado camino de Austin, Armstrong también parecía inmutable ante los representantes de prensa internacional que estaban reunidos a las puertas de su casa.

Armstrong hizo algunas bromas sobre toda la atención que ha generado la entrevista con Winfrey y luego agregó, "pero ahora quiero terminar mi carrera", y siguió por el camino.

La entrevista, que será en su casa y se transmitirá el jueves en la Oprah Winfrey Network, será la primera respuesta pública de Armstrong al reporte de la USADA. Una persona con conocimiento del asunto, quien pidió no ser identificada por nombre, dijo a AP un día antes que Armstrong hará una confesión parcial y se disculpará.