La otra cara de celebrar unos Juegos Panamericanos

02/01/2013 |
Según el Comité Especial Evaluador, el Gobierno no tendría que construir nuevas instalaciones para los Panamericanos. En la imagen, el estadio Hiram Bithorn, el cual albergaría las ceremonias de apertura y clausura.  (Archivo)  
Pese a promesas de que unos Panamericanos ayudarían a la alicaída economía de la Isla, un sector cuestiona la viabilidad.

Como una moneda, las aspiraciones de San Juan para presentar los Juegos Panamericanos 2023 tienen dos caras.

El anuncio hecho el pasado martes por el gobernador Alejandro García Padilla de que Puerto Rico solicitará la sede de los Juegos ha levantado un mar de argumentos, tanto a favor como en contra.

García Padilla y el Comité Especial designado por el Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) defienden la solicitud al argumentar que el evento deportivo ayudaría a desarrollar la estancada economía del país, además de enfatizar en que la aportación del Gobierno central no superaría los $200 millones.

“Esto comienza a crear empleos, desde ya”, aseguró García Padilla en su anuncio. “Ya se comenzó a trabajar para montar una oficina. Esto comienza a generar movimiento económico y empleos desde ahora”, agregó.

No obstante, los oponentes se amparan en pasadas experiencias y en la débil economía local, al punto de catalogar unos posibles Panamericanos en la Isla como un error.

“No es una buena idea”

El economista Sergio Marxuach, director de Política Pública en el Centro para la Nueva Economía, publicó ayer un artículo en la página grupocne.org en el cual destacó que la iniciativa “no es una buena idea”.

Marxuach señala la deuda pública de Puerto Rico, la cual ronda los $69,000 millones, y, a su vez, el déficit de $130 millones que arrastra San Juan.

“El Municipio, por tanto, al día de hoy no cuenta con los recursos para llevar a cabo los Juegos ni se prevé que los tenga en el futuro cercano”, detalló Marxuach.

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, ha enfatizado en que no se construirán instalaciones nuevas, sino que se remozarán.

En cuanto a ese punto, Marxuach señala que Toronto, que albergará los Panamericanos del 2015, “es una ciudad con una infraestructura verdaderamente de clase mundial”, pero su presupuesto para sus juegos es de $1,100 millones.

Varios detractores también han utilizado el ejemplo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2010 celebrados en Mayagüez, en el cual hubo que invertir $485 millones en infraestructura, total que duplicó el estimado inicial del Gobierno, $220 millones.

“Las corporaciones públicas que normalmente llevarían a cabo esta ‘inversión’ se encuentran esencialmente insolventes (Puertos, Carreteras, la Autoridad de Acueductos) o en una situación financiera muy apretada (la AFI, la AEE, la Autoridad de Edificios Públicos)”, expone Marxuach.

Por otro lado, los rivales políticos de García Padilla también han tenido su field day con el gobernador. El portavoz alterno del Partido Nuevo Progresista en el Senado, Carmelo Ríos, señaló las diversas agencias y programas del Gobierno necesitados de fondos, como el Sistema de Retiro, el plan de salud y la Universidad de Puerto Rico.

“Es conocimiento de todos que este gobierno tiene ante sí asuntos apremiantes y compromisos de campaña que atender para los cuales aún no dicen cómo van a ser financiados”, aseguró Ríos mediante una comunicación escrita.