Las hermanas Williams expresaron su felicidad por estar en Argentina

Por Agencia EFE 11/29/2013 |02:35 p.m.
"La idea es divertirnos y pasarla bien dentro de la cancha. Queremos dar un lindo espectáculo en esta que es nuestra primera visita a la Argentina", dijo Serena en una conferencia de prensa .
En tiempo de hablar de su hermana, Serena no ahorró en elogios y afirmó: "Venus es muy inteligente. Es el cerebro de nosotras dos. Cuando jugamos dobles, ella maneja el equipo". (Suministrada)  

Buenos Aires.- Las hermanas estadounidenses Serena y Venus Williams expresaron su felicidad al llegar a Argentina para un partido de exhibición que disputarán mañana en el Buenos Aires Lawn Tennis Club.

"La idea es divertirnos y pasarla bien dentro de la cancha. Queremos dar un lindo espectáculo en esta que es nuestra primera visita a la Argentina", dijo Serena en una conferencia de prensa que brindó este mediodía en la Usina del Arte, del barrio porteño de Barracas.

"No es fácil jugar contra ella. Acá será divertido, disfrutaremos y entregaremos lo mejor", enfatizó Venus, que además elogió a uno de las tenistas locales: "Paula Ormaechea es una de mis jugadoras jóvenes favoritas. Argentina tiene mucho futuro en el tenis femenino".

En tiempo de hablar de su hermana, Serena no ahorró en elogios y afirmó: "Venus es muy inteligente. Es el cerebro de nosotras dos. Cuando jugamos dobles, ella maneja el equipo".

"Mi familia es mi inspiración. El tenis es sólo un juego. Venus fue siempre mi fuente de inspiración, cuando ganaba o perdía. Me sirvió para ver qué debía hacer en la cancha", dijo Serena gran dominadora del circuito femenino con 17 títulos de Grand Slam y 4 medallas doradas en Juegos Olímpicos.

En tiempo de ser consultada sobre los mejores atributos de su hermana, Venus con humor respondió: "Un pelo bárbaro que me gustaría tener y además cuida muy bien a mi perro".

"Le aportamos pasión, estilo y moda al tenis, con ropa extravagante, algo que sorprendió en nuestro deporte", dijo Serena al ser consultada sobre su aporte al circuito.

"Siendo afroamericanas, fue diferente nuestra aparición. También nos mostramos jugando con mucha potencia y eso llamó la atención", añadió la actual número uno del mundo.

Serena y Venus Williams llegaron al país acompañadas por su madre, Oracene Price, otra de sus hermanas Isha, dos sobrinos y su propia seguridad.