Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Ponce ya no es el rey de la selva

Por Joel Ortiz Rivera 04/18/2017 |09:00 a.m.
Hasta hace un par de años, el estadio Francisco ‘Paquito’ Montaner era sede anualmente del Ponce Grand Prix de Atletismo. Al centro, el vallista ponceño Javier Culson. (Archivo)  
La ciudad no alberga el béisbol profesional ni las Justas de la LAI ni el Grand Prix de atletismo

Ponce.  Luego de casi un siglo como una de la plazas más icónicas y tradicionales del deporte en Puerto Rico, no es un secreto que la ciudad de Ponce ya no es el rey de la selva y que allí el deporte profesional  es una especie en peligro de extinción.

Hace cinco años, por ejemplo, la Perla del Sur contaba con los Leones de Ponce del béisbol profesional, con la celebración anual de las Justas de Atletismo de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI) y el Ponce Grand Prix de Atletismo, que llegó a convertirse en una vitrina para Javier Culson y otros atletas  del patio para participar en un evento de primer orden.

Hoy día, el panorama es uno sombrío, sin exagerar. Los Leones del béisbol profesional no existen, el Ponce Grand Prix de atletismo fue cancelado el pasado año y este año ni se ha mencionado, y las Justas de la LAI se celebrarán esta semana en Mayagüez, a donde la LAI las mudó desde el 2016, luego de casi dos décadas en la Ciudad Señorial.

Como si fuera poco, los Leones del BSN casi se quedan sin jugar a dos días de iniciar la campaña; las Leonas del Voleibol Superior Femenino (LVSF) consideran abandonar la cancha Salvador Dijols; y las Leonas del Baloncesto Superior Nacional Femenino (BSNF) tienen ya una oferta para mudarse a Adjuntas.

Las cosas, ciertamente, pintan mal en Ponce.

Uno de los problemas más recientes de las franquicias lo ha sido la implantación, mediante una ordenanza municipal, del cobro por el uso de las facilidades municipales, algo de lo que se enteraron los Leones del BSN a días de iniciar el torneo. 

Como parte de una emergencia fiscal decretada por la administración de la alcaldesa María ‘Mayita’ Meléndez Altieri, todos los donativos fueron congelados en la Perla del Sur, por lo que, los equipos, además de no contar con la ayuda económica municipal, han tenido que buscar el dinero para pagar por el alquiler de los recintos donde juega, como es el caso de los Leones y el Auditorio Juan  ‘Pachín’ Vicens.

“Estamos pasando por una difícil situación económica no solo Ponce, sino en todo Puerto Rico. Y la alcaldesa ha sido pionera en tomar decisiones difíciles. Hay que darle la oportunidad para ver qué va a ocurrir, pero tenemos fe de que el pueblo va a salir adelante con el deporte de la mano, algo que ha sido pieza importante y de prioridad para nuestra alcaldesa”, manifestó Danny Díaz, director de la Secretaría de Recreación y Deportes del municipio.

“La alcaldesa siempre ha estado abierta para el deporte. En los años que (las Justas) se realizaron en Ponce ella siempre estuvo en disposición de ayudar, y un regreso es algo que siempre se ha comentado, pero al momento no tenemos acercamiento alguno ni muestras de interés de la LAI por regresar”.

Deterioro en el Paquito Montaner

Uno de los escenarios más importantes de Ponce, el legendario estadio Francisco ‘Paquito’ Montaner, que fue sede de las Justas y del béisbol profesional, se encuentra en un estado de deterioro que requeriría una fuerte inyección monetaria. Una de las razones por las que los Leones del béisbol invernal dejaron de jugar allí desde 2014 fue la de los infructuosos requerimientos de la familia Muñoz, expropietaria de la franquicia, de que el ayuntamiento modernizara las facilidades.

Ponce recesó varias temporadas hasta que la franquicia pasó a manos de la Liga y fue vendida a Aguadilla en el pasado torneo. 

La principal área en deterioro lo es el terreno artificial del recinto, que en un momento no recibió la aprobación de Major League Baseball (MLB) y sus expertos para jugar béisbol allí. Recientemente Primera Hora hizo una visita al estadio y no notó mejoría alguna, solo que los asientos y la verja detrás del ‘home plate’ fueron removidos para brindar acceso directo hacia la pista.

Díaz informó que actualmente el Montaner es utilizado para eventos locales y nacionales de atletismo escolar, así como de entidades como la Asociación de Empleados del Estado Libre Asociado (AEELA). Además, se juega fútbol y el propio Culson lo utiliza para entrenar. 

El Grand Prix, en tanto, se celebró desde el 2007 al 2015 con talento internacional. Para el 2016, los organizadores del evento anunciaron la cancelación por falta de auspicios. El Municipio otorgaba $100,000 al evento. Este año tampoco se llevó a cabo.

El próximo ‘problema’ podría ser con las Leonas de la LVSF, cuyo propietario, Marcos Martínez,  ha invertido decenas de miles de dólares en un sistema electrónico de revisión de jugadas en la cancha Salvador Dijols.

“Estoy pagando la cancha desde enero. Entiendo la situación precaria de Ponce y en lo que está a mi alcance trato de sobrellevarlo. Una de las razones por la cual no protesté por el acuerdo inicial de las facilidades es porque mi intención es llegar a un acuerdo para administrar las facilidades”, sostuvo Martínez sin descartar la posibilidad de un traslado.

“(Una mudanza) hay que trabajarla con tiempo y explorar todas las alternativas. Hemos estado investigando y el panorama no es muy halagador. Trato de ser optimista, pero sigo haciendo las gestiones. Tengo que ser siempre optimista porque por la inversión que hecho estos años, si no llego a un acuerdo perdería mucho dinero”, dijo Martínez.

Mientras, la gerencia del baloncesto femenino superior está contemplando la idea de mudar la franquicia a Adjuntas.

Regresa a la portada

Tags

Ponce