Rafael Nadal prueba su rodilla en cancha dura

03/05/2013 |07:36 a.m.
Era un partido de exhibición ante el argentino Juan Martín del Potro en Nueva York.
Rafael Nadal no estaba muy preocupado sobre jugar en cancha dura el lunes por la noche en Nueva York. (AFP)  

Rafael Nadal no estaba muy preocupado sobre jugar en cancha dura el lunes por la noche.

Era un partido de exhibición ante el argentino Juan Martín del Potro, su primera oportunidad de competir en el Madison Square Garden de la ciudad de Nueva York.

Pero cuando el 11 veces ganador de Grand Slam llegue a un partido oficial posteriormente esta misma semana en Indian Wells, no sabe cómo responderá su rígida rodilla.

El simple hecho de que planee jugar en California está alentando al español en su regreso de la lesión.

Hace una semana, no estaba seguro de si su rodilla izquierda podría aguantar. Entonces llegó su actuación en el Abierto Mexicano de tenis, coronada con una dominante victoria el sábado en la final sobre su compatriota David Ferrer, el cuarto en el escalafón mundial.

"Empecé a sentirme libre para correr por todas las pelotas", dijo Nadal en una conferencia de prensa el lunes en la mañana, horas antes de la exhibición BNP Paribas. "Eso es fantástico para mí".

Nadal perdió hoy por 7-6 (4), 6-4 contra el campeón del Abierto de Estados Unidos del 2009, pero tuvo una amplia sonrisa en el rostro durante casi todo el encuentro. Una exhibición no debe ser tan demandante como un partido oficial, pero claramente se movió sin temor al dolor, cando vueltas para alcanzar pelotas y estrellándose en las paredes detrás de la línea de fondo.

Del Potro sabe lo que es regresar luego de una larga temporada fuera de las canchas —el argentino se perdió ocho meses en 2010 debido a una lesión en la muñeca.

"Es maravilloso cómo se ha recuperado", dijo sobre Nadal en una entrevista dentro de la cancha después del juego.

"Estará peleando por el primer puesto muy muy pronto", pronosticó Del Potro.

En un punto, los dos intercambiaron disparos entre las piernas y cabezazos que hubieran enorgullecido a sus compatriotas Lionel Messi y Andres Iniesta.

En la tradición de las exhibiciones de bajar a una celebridad de las gradas a la cancha, Nadal y el actor Ben Stiller jugaron brevemente dobles contra Del Potro y una niña del público —que probó tener una mejor volea que el actor.

En un partido previo, se enfrentaron la número uno del escalafón mundial Serena Williams y la número dos Victoria Azarenka. Williams se llevó el encuentro por parciales de 6-4, 6-3.


Tags

Rafael Nadal