Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

"Shorty" Torres hace historia y toca a la puerta de UFC

Por Raúl Álzaga / [email protected] 05/20/2017 |10:42 a.m.
José "Shorty" Torres y Farkhad Sharipov. (Facebook)  
El peleador de padre puertorriqueño se convirtió el viernes en el primero en ganar dos campeonatos de dos divisiones con solo cinco peleas profesionales.

Tal parece que UFC se acaba de quedar sin excusas para subir a José "Shorty" Torres a su plantilla de peleadores.

Y es que el recio pegador y especialista en lucha de padre boricua se convirtió el viernes en el primer peleador en la historia de las artes marciales mixtas en ganar dos campeonatos de dos divisiones diferentes en una compañía con solo cinco peleas profesionales en su resumé.

Esto luego que el invicto Torres (5-0) agregó a su colección de títulos la corona de 135 libras de la empresa regional TitanFC tras vencer vía decisión unánime (48-47, 49-46, 48-47) al veterano kyrgistaní Farkhad Sharipov (17-8) durante el evento estelar de TitanFC44 en Pembroke Pines, Florida.

Torres ya había conquistado la vacante corona de 125 libras de TitanFC tras derrotar al puertorriqueño Abdiel Velázquez (7-4) por nocaut el pasado mes de agosto y luego lo defendió exitosamente el pasado mes de enero cuando también noqueó al veterano de UFC, Pedro Nobre (18-3-2), durante su cuarta pelea profesional.

Ante Sharipov subió a las 135 libras y salvo un susto en el primer asalto, dominó casi todo el transcurso del pleito desde el segundo hasta el quinto episodio.

En el asalto inicial, Sharipov lo conectó al rostro, lo derribó y luego en el piso intentó acabar el pleito rápido con una estrangulación de guillotina. No obstante, Torres no solo aguantó el embate y se escapó, sino que cerró el asalto fuerte golpeando a Sharipov.

De ahí en adelante, Torres básicamente controló la acción, poniendo mucha presión sobre Sharipov, atacando sus piernas con patadas bajas y haciéndole llegar su jab al rostro mientras lograba bloquear gran parte de los ataques de sus rival.

De hecho, en el segundo asalto Torres tumbó a Sharipov al piso con golpes pero optó por no perseguirlo a la lona, donde Sharipov tiene un buen Jiu-jitsu. Solo se apartaba y le pedía que se parara otra vez.

Esa misma escena se repitió múltiples veces el resto del combate. Torres lo tumbaba por puños al rostro, por patadas duras a las piernas o con derribes de lucha y no se quedaba mucho tiempo abajo. Se paraba e invitaba a Sharipov a hacer lo mismo.

Y si por casualidad Sharipov lograba derribarlo, Torres se le escapaba y se paraba como un gato. Sus excelentes destrezas de lucha le vinieron bien para lucir escurridizo al ras de la lona.

En el quinto asalto, Torres lo tiró al piso limpiamente en cinco ocasiones para asegurar la victoria.

“Traté lo más posible de finalizarlo, pero es un tipo duro que aguanta bastante. Aun así estoy bien contento de ser el primer campeón de dos divisiones de TitanFC”, dijo Torres luego de la pelea.

“Solo me resta preguntar: ¿UFC qué están esperando? Acaben de llamarme. Quiero pelear contra cualquiera de sus mejores 10 contendientes (en las 125 libras). Y si fuera posible en verano en cualquiera de las carteleras donde estén mis colegas de entrenamiento T.J. Dillashaw y Curtis Blaydes (UFC213 el 8 de julio en Las Vegas)”.

Regresa a la portada

Tags

UFC