El pleito Pettis vs. Holloway fue entonces elevado a estelar para UFC 206. (Archivo)  
El peleador de sangre boricua romete un duelo espectacular en UFC 206.

Por los pasados cinco años, el peleador de sangre puertorriqueña Anthony ‘Showtime’ Pettis y el enrachado hawaiano Max ‘Blessed’ Holloway han figurado entre los peleadores más excitantes de UFC, dado el amplio arsenal de destrezas que ambos poseen para finalizar a sus oponentes.

Y el próximo 10 de diciembre ambos tendrán su “duelo de ensueño”, cuando se midan en el evento estelar de UFC 206 en Toronto, Canadá. Y, como motivación adicional, estará en juego  el título interino de las 145 libras y  un choque unificador con el monarca José Aldo garantizado para el 2017.

“He entrenado duro para dar un buen espectáculo frente a la gente en Toronto. Quiero que este evento estelar sea un memorable”, dijo Pettis en teleconferencia de UFC de cara a su reto campeonil.

“Max (Holloway) es un tipo que pelea con mucha intensidad, que tiene muchas destrezas, es peligroso con sus puños y también con sus patadas. No mucha gente me ‘pompea’ a la hora de pelear con ellos. Max es uno de esos”.

Inicialmente, esta pelea iba a ser el combate semiestelar de UFC 206. Pero tras la cancelación de la reyerta entre Daniel Cormier y Anthony Johnson por el cetro de las 205 libras debido a una lesión del primero,  el pleito Pettis vs. Holloway fue entonces elevado a estelar, estipulado a un máximo de cinco asaltos en vez de a tres,  y ahora con un título interino en juego para hacer el combate aún más apetecible para los fanáticos.

“Son cosas que no pasan todos los días, ni a todo el mundo. Tienes que estar en la posición correcta y en el momento apropiado. Es una bendición para ambos tener esta oportunidad. Nosotros acordamos pelear uno contra el otro mucho antes que esto sucediera”, dijo Pettis, cuyo primer campeonato en UFC se dio, precisamente,  gracias a la lesión de un peleador (Gray Maynard) en el 2013 y lo colocó a él en posición de derrotar al entonces campeón ligero Ben Henderson.

Aquí tendrá otra vez la oportunidad de coronarse campeón debido a una lesión de un peleador, aunque esta vez no de su mismo peso.

“Este combate  era bien grande para mí antes de que yo  supiese que iba a pelear por una correa interina. Estamos hablando de que voy a enfrentar a un tipo que ha ganado sus últimos nueve combates de forma consecutiva y ganarle a él significaba una oportunidad titular segura. Ahora, de por sí, ya hay un título envuelto también y significa que tenemos garantizado un pleito unificador por el campeonato de esta división de las 145 libras (ante José Aldo)”, indicó Pettis, agregando que los dos asaltos adicionales ante Holloway (16-3) no le molestan.

“Creo que los dos asaltos extra son para los fanáticos. Ambos somos peleadores que tenemos una ‘caja de herramientas’ llena en cuanto a destrezas se refiere. Ambos somos peleadores excitantes y tendremos dos asaltos extra para demostrar quién es el mejor. Pero, honestamente pienso finalizar la pelea antes de cinco comoquiera, sea por sumisión o nocaut”.  

Regresa a la portada