Nota de archivo: publicada hace más de 90 días
Rivera, cuya familia paterna es de San Juan y quien salió al Octágono con la bandera de Puerto Rico para su cita del sábado, dominó el pleito por decisión unánime. (Suministrada)  
Obtiene su décima octava victoria en ristra tras derrotar a Iuri Alcántara y aspira a retar a alguien clasificado entre los mejores 10 de las 135 libras.

Son 18 y contando.

El peleador de sangre puertorriqueña Jimmie “El Terror” Rivera tenía de frente el sábado la prueba más dura de su carrera y la pasó con notas excelentes tras derrotar al peligroso brasileño y décimo cuarto clasificado Iuri Alcántara durante el cartel principal del evento UFC on FOX 18 desde Newark para obtener su décimo octava victoria en ristra.

Rivera, cuya familia paterna es de San Juan y quien salió al Octágono con la bandera de Puerto Rico para su cita del sábado, dominó el pleito por decisión unánime tras conectar las mejores combinaciones de golpes, mantener la presión constante sobre Alcántara y, además, conseguir varios derribes cruciales, incluyendo uno al finalizar el primer asalto.

Y a pesar de no haber un nocaut o una sumisión, el combate fue tan activo que mereció el premio de ‘Pelea de la Noche’, lo que significó una bolsa de $50,000 adicionales de bono para el boricua aparte de su salario pactado.

Rivera (19-1), además, se llevó la mejor ovación de la noche pues nació allí en Nueva Jersey y entrena en la escuela de Tiger Schulman’s en Nueva York. Ahora tiene 3-0 desde que llegó a UFC – y en sus tres peleas en la empresa ha entrado con la bandera boricua.

Ahora aspira a medirse a alguien clasificado entre los mejores 10 de las 135 libras para poder aspirar a un pleito titular.

“Espero pelear con alguien que esté clasificado entre los mejores 10 del ranking. Quiero seguir escalando la escalera hasta llegar al campeonato. Esa es mi meta. Por eso quiero ahora a alguien entre los mejores 10”, dijo Rivera en la conferencia de prensa post pelea.


Regresa a la portada

Tags

peleaUFC