Invicto peleador de padre boricua busca hoy su segundo título en MMA.
El campeón de 125 libras de TitanFC, José ‘Shorty’ Torres, buscará agregar a su cintura la correa de 135 cuando se mida esta noche al monarca Farkhed Sharipov. (Suministrada)  

Cuando el invicto peleador de sangre boricua José ‘Shorty’ Torres noqueó al veterano de UFC Pedro Nobre el pasado mes de enero para coronarse campeón de 125 de la empresa regional TitanFC éste pensó que UFC lo firmaría tras haber conquistador un título con apenas cuatro peleas profesionales en su resumé.

Pero su sueño fue pospuesto pues el oficial de UFC, Sean Shelby, que necesitaba probarse un poco más.

Así que ni corto ni perezoso, Torres (4-0) retó al campeón de 135 libras de TitanFC y veterano de Bellator, el kyrguistaní Farkhed Sharipov (17-7), y tratará de convertirse esta noche en el primer peleador de artes marciales mixtas en ganar dos correas de divisiones diferentes en solo cinco peleas profesionales cuando ambos choquen en el pleito estelar de TitanFC44 desde Pembroke Pikes, Florida y que será transmitido por el sistema digital de UFC Fight Pass.

“Luego de ganarle a un veterano de UFC como Pedro Nobre (18-3-2), que fue un tipo que llegó a la distancia con el contendiente de UFC, Tim Elliot, pensaba que la llamada llegaría. Ese un tipo que nunca había sido noqueado. Si puedo ganarle a alguien así, quizás recibiría una oferta de UFC. No llegó esa llamada. Me dijeron que tenia que tenia seguir creciendo y ganando”, dijo Torres, que es oriundo de Chicago, pero su familia paterna es de Orocovis.

“¿Qué más puedo hacer para que me suban a UFC? Nadie ha ganado dos correas de campeonatos con record de solo 5-0. Yo sere el primero. No quiero que tengan excusas esta vez de no subirme”.

No obstante, vencer a Sharipov no debe ser cascara de coco pues Torres estaría subiendo a otra division, va contra alguien que tiene 24 peleas en su resumé y ha ganado tres de sus últimas cuatro peleas, incluyendo victoria sobre el veterano boricua Orlando ‘Tiky’ Sánchez en el 2015 y sobre Andrew Withney en su más reciente para coronar un nuevo campeón de 135 libras de TitanFC.

Sharipov prefiere pelear arriba, suele cambiar de guardia para confundir a sus rivales, posee una potente recta de izquierda y sabe usar sus combinaciones para distraer a su oponente y buscar un derribe.

Pero Torres viene de entrenar con el excampeón de 135 libras de UFC, T.J. Dillashaw, que es uno de los peleadores más incómodos del mundo por su capacidad de mezclar destrezas de MMA, por su lucha y por sus veloces desplazamientos. Y Sharipov no tiene ni un tercio de esa movilidad.

“T.J. me ha enseñado mucho. Es como un mentor. Es mi único sparring’. Nos damos uno al otro. Si lo tiras al piso, él te quiere tirar 100 veces. El no ‘miquea’. Va al 10 por ciento. Es un ganador. Te pone mucha presión y me gusta ese reto. Me anima que puedo irme de tú a tú con él. Es uno de los mejores del mundo”, dijo Torres, quien asevera que la peela con Sharipov podría tener un desenlace similar al que tuvo Nobre en enero cuando cayó por nocaut.

“El haber entrenado con T.J. por un mes me ayudó a mi nocaiut con Nobre. Cuando vi que no se movía tanto, que basicamente se paró de frente a mi, fue como ‘¿En serio? ¿No vas a moverte? ¿No vas ponérmela difícil?’ Depués de entrenar tanto con Dillashaw, pelear con Nobre no fue tan complicado”.

Regresa a la portada