A rendir cuentas el apoderado de las Pinkin de Corozal

09/20/2012 |
Gustavo Girao celebra un punto junto con el resto de sus compañeros de equipo en el partido de anoche en Guaynabo. (josé.cruz@gfrmedia.com)  
Asistirá a la vista de sindicatura para explicar el estado financiero de las Pinkin.

El futuro de las Pinkin de Corozal en la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) muy bien podría decidirse el próximo 4 de octubre, cuando la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV) celebrará una vista de sindicatura sobre el apoderado Wilmer Rodríguez.

Según confirmó el director de Torneo, Carlos Villa, Rodríguez asistirá a la vista de sindicatura para explicar el estado financiero de las Pinkin.

El comité de sindicatura, compuesto por los apoderados Ángel Flores (Fajardo), William López (Cataño) y Peter Rivera (Bayamón) tomaría una decisión en cuanto a si permitirían que Rodríguez se mantenga como apoderado o si le recomendarían a la Junta que se le quite la franquicia.

Villa detalló que Rodríguez tiene una deuda de $143,000 de la pasada temporada del torneo femenino, dividida en $54,000 de las jugadoras refuerzos (Ashley Benson, Shonda Cole y Julie Rubenstein); $34,000 del cuerpo técnico (Juan Carlos Núñez, Gabriel Rodríguez, Patricio Chutney y Juan Negrón); y $55,000 de las jugadoras nativas.

Rodríguez, en un principio, llegó a un acuerdo, con la mediación de la FPV, para pagarle a plazos al elenco nativo pero, según Villa, el galeno no siguió el plan. Rodríguez no asistió a las reuniones que realizó la Junta en los pasados meses y tampoco estuvo presente en las elecciones presidenciales del 16 de agosto.

El apoderado de Corozal presentó múltiples razones para no asistir a las fechas originales asignadas para la vista (finales de agosto, el 1 y 3 de septiembre), primero porque necesitaba tiempo para preparar su defensa, y luego porque estaba hospitalizado, por lo que Villa le planteó las fechas del 1 al 4 de octubre para asistir al proceso.

En un principio, Rodríguez contestó en un correo electrónico, del cual Primera Hora obtuvo copia, que estaría de viaje en esas fechas y que tampoco sabía la razón para la vista porque “no puedo enviar a nadie que exponga argumentos si ni siquiera conozco cuáles son las alegaciones y referencia a qué me debería defender”.

Sin embargo, Villa dijo que Rodríguez se comunicó ayer para confirmar que asistirá a la vista el 4 de octubre. El letrado explicó que, de Rodríguez no asistir a la vista, se le pedirá que entregue la franquicia “motu proprio” o, de lo contrario, le recomendará a la Junta, en una reunión pautada para el 6 de octubre, que le quiten el equipo.

Rodríguez no contestó las llamadas realizadas ni el correo electrónico enviado por Primera Hora en busca de una reacción.