Capitanes de Arecibo lograron el objetivo

01/15/2013 |
¡Máximo honor! Roberto Muñiz, con el número 12, celebra junto con el importado francés Mariem Moreau, quien tiene en sus manos el trofeo de campeón de la LVSM.  (lino.prieto@gfrmedia.com)  
Los Capitanes de Arecibo se trazaron la meta de confeccionar un equipo capaz de ganar el campeonato y el domingo cumplieron con su cometido.

Desde el primer día, la gerencia de los debutantes o Capitanes de Arecibo se trazó la meta de confeccionar un equipo capaz de ganar el campeonato de la Liga de Voleibol Superior Masculino (LVSM), y el domingo cumplió con su cometido al barrer a los Mets de Guaynabo y proclamarse campeones en su primer año en la liga.

El coapoderado de los Capitanes, José Couto, reconoció que la labor de armar el equipo no fue una tarea fácil.

“Hay que recordar que nosotros comenzamos desde cero, y como dijo David (Alemán, dirigente), sí, adquirimos a ‘Picky’ (Héctor Soto), a Gregory (Berríos, líbero), a ‘Feñito’ (Luis Rodríguez, central), pero en un momento dado, nadie quería ni a Picky, ni a Gregory ni a Feñito”, destacó Couto a Primera Hora.

Relató que, al comenzar el proceso de adquisición de jugadores, varios apoderados le aconsejaron no tomar el riesgo de firmar jugadores como Soto y Rodríguez.

“Al abrir las conversaciones para conseguir a Picky, varios apoderados me comentaron que lo pensara bien antes de firmar a Picky porque ya no le quedaba nada en el hombro, y en el caso de ‘Feño’, que si ya estaba demasiado viejo”, explicó Couto.

Sin embargo, la gerencia se corrió el riesgo de contratar a Soto, quien venía de completar un largo proceso de rehabilitación después de operarse el hombro derecho, y convertirlo en la figura de renombre del equipo.

La jugada, no obstante, le salió de oro, pues Soto regresó a ser el rematador dominante de antes. El arroyano terminó tercero entre los líderes en anotaciones y, a su vez, tercero en la votación para el Jugador Más Valioso del torneo regular.

Berríos, por su parte, finalizó tercero entre los líberos de la LVSM, mientras que Rodríguez, junto con Roberto Muñiz, formaron la pareja de centrales más sólida del campeonato. Rodríguez, además, cargó con el premio de Jugador Más Valioso de la serie final.

“También hubo interrogantes de si Edgardo Goas podría correr, en su primer año como profesional, una ofensiva tan veterana y llevarlos al campeonato y lo hizo. Fue un proceso sumamente complejo, pero estamos más que contentos con el resultado”, puntualizó Couto.

Fiesta de pueblo

Couto compartió que el equipo salió en caravana la misma noche del domingo rumbo al coliseo Manuel “Petaca” Iguina, donde la fanaticada los esperó para celebrar en la fuente del coliseo.

El letrado dijo que mañana, miércoles, el equipo llevará a cabo un almuerzo con los jugadores y sus respectivas familias, mientras que a las 3:00 p.m. se realizará una conferencia de prensa en el coliseo para dar por terminado el torneo de voleibol y ofrecer detalles de la edición 2013 de los Capitanes del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

Finalmente, los nuevos campeones saldrán a las 4:30 p.m. para recorrer las calles de Arecibo para una caravana y continuar con la celebración.

Frente en alto

Por su parte, el acomodador Ángel Pérez dijo que se siente orgulloso de lo que Guaynabo logró en esta temporada.

“Tenemos el sabor agridulce de la derrota, pero luego de reflexionar, no hay más nada que estar orgullosos del equipo. Nadie nos daba para estar aquí (en la final) y no solo estuvimos aquí, sino que logramos que Arecibo tuviese que luchar para ganar. Todo el crédito es para Arecibo porque supo hacer lo que tenían que hacer; ellos fueron el mejor equipo”, indicó Pérez a este diario al concluir el partido del domingo en el coliseo Mario “Quijote” Morales.

Pérez espera que la presente edición de los Mets sea la base para mantener un equipo exitoso y demostrar que “lo que hicimos este año no fue un fluke (golpe de suerte)”.

“También quiero felicitar a Picky, quien demostró que todavía le queda voleibol luego de la operación. Y Feño, para mí, es alguien sobrenatural. Si hubo un jugador para el cual no tuvimos una respuesta, fue Feño y quizás ahí se nos fue la serie”, añadió Pérez.