Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

El voleibol masculino intentará recuperar su fama en Puerto Rico

Por Fernando Ribas Reyes 05/15/2018 |11:45 p.m.
(Archivo)  
La Liga de Voleibol Superior Masculino lanza mañana su torneo 2018. Aquí un análisis de los cinco equipos que participarán.

La temporada 2018 de la Liga Superior de Voleibol Masculino inicia mañana con la misión de comenzar a recuperar el terreno que ha perdido esta liga en años recientes.

Será la primera temporada del organismo desde el torneo que pusieron en marcha en septiembre pasado, y que tuvo que ser cancelado debido a los estragos que dejó sobre Puerto Rico el huracán María. Aquella fue una temporada que inició, como esta, con síntomas claros de fragilidad, así que habrá que ver si la calidad del juego levanta el fervor por el deporte en la Isla.

Más optimista está el exjugador Héctor ‘Picky’ Soto, a quien le dedican la temporada junto al exacomodador Fernando Morales.

Soto señaló ayer que la nueva temporada inicia con la esperanza de servir como “el renacer del voleibol en Puerto Rico”.

La fragilidad del organismo está mejor representada con el hecho de que solo serán cinco los equipos participantes, uno de los cuales, Yauco, será administrado en parte por la Federación Puertorriqueña de Voleibol.

Los otros sextetos son Guaynabo, Adjuntas, Naranjito y el nuevo Toa Baja.

La liga regresa a jugar en el verano, como era cuando fue muy popular y exitosa en los años del desarrollo y estelaridad de Soto y Morales, cuando las canchas se llenaban de familias. La temporada regular de 16 juegos por equipo terminará en julio. Y su postemporada, que iniciará directo en las semifinales, concluirá en agosto, si no sufre atrasos por los Juegos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, en los que participará la Selección Nacional que estará conformada por jugadores de todos los equipos de la Liga.

Entre lo positivo está que el torneo contará con muchos de los principales jugadores nacionales. Jugarán 12 en total que estuvieron activos en las ligas de Europa y Oriente en el otoño del 2017 y la primavera del 2016.

También jugarán prospectos recién egresados del voleibol universitario local o de Estados Unidos. Todos estarán comprimidos en los cinco sextetos, sobretodo entre Guaynabo, Adjuntas, Toa Baja y Naranjito, lo que debe crear un torneo competitivo; no hay importados este año.

 Adelante, un resumen de cada uno de los cinco equipos participantes.

Mets de Guaynabo: Sólidos, pero vulnerables

Los bicampeones Mets de Guaynabo regresan nuevamente sólidos al coliseo Mario ‘Quijote’ Morales. Lo hacen con jugadores nacionales como los esquinas Pablo Guzmán y Sequiel Sánchez, el central Ramón Burgos, el líbero Arnel Cabrera, y el opuesto-central Steven Morales.

Además, agregaron al acomodador nacional Edgardo Goas (préstamo de Arecibo), al prospecto colocador Brian Negrón y al líbero Luismi Bertrán, así como al central Derwin Flores y al acomodador Gabriel Rosado.

También regresan el central Jonathan King y el prospecto esquina Pedro Molina. Es, en fin, un equipo completo y profundo en todas las posiciones, como se han distinguido los Mets de versiones recientes.

Pero el reto mayor del nuevo dirigente Luis ‘Wicho’ Aponte, además de que se prueba a este nivel, es que tanto jugador nacional en nómina será una interrupción para el equipo porque el torneo coincide con varios eventos de la Selección Nacional que reclamará a jugadores como Sánchez, Guzmán, Goas, Burgos y Cabrera.

“Tengo que tener tres colocadores porque si me llevan a Goas, tengo que tener dos colocadores. Necesito dos líberos porque si me llevan a Arnel, tengo que tener a Luismi. Igual con los centrales y los esquinas”, dijo Aponte.

Gigantes de Adjuntas: A cancha con un buen equipo

Liderados por el acomodador Ángel Pérez, quien es posiblemente el mejor jugador de Puerto Rico en la actualidad, los Gigantes, como los Mets, tienen talento, profundidad y muchos jugadores nacionales.

Tienen dos opuestos en Ulises Maldonado y el nacional Ezequiel Cruz, quien también se desempeña como esquina.

Sumaron además a las esquinas Eddie Rivera y al nacional Jackson Rivera y también les regresa el atacante de esquina Eduardo Hernández, quien ha sido uno de los principales pasadores-atacantes de la Liga en los últimos años.

También regresa el líbero José Mulero, quien es estable en el pase y sobresaliente en la defensa. En el centro, por su parte, están los jugadores de experiencia en la selección Jessie Colón, Pedrito Sierra y Josué Núñez.

Ahora bien, la pregunta es qué hará el dirigente Magdiel Rivera cuando le llaman a sus jugadores para jugar con la Selección.

Para reemplazar a Pérez tiene a Josué Suárez, quien ha corrido la ofensiva de varios equipos en temporadas pasadas, así como en la Liga

Puertorriqueña. Cuando le reclamen a Cruz y a Jackson Rivera, Maldonado y Eddie Rivera estarán disponibles. Y si le reclaman algún central, siempre tendrá dos jugadores de esa posición disponibles, incluyendo a Joseth Irizarry, uno de los boricuas de Springfield College que ha dominado la tercera división de la NCAA.

Por su parte, Adjuntas regresa al Voleibol Superior con el impulso que tuvo en la Liga Puertorriqueña 2017, la que ganó y levantó a la fanaticada del Gigante Dormido. Adjuntas debe ser, por todo lo anterior, uno de los equipos favorecidos del torneo.

Cafeteros de Yauco: Repletos de juventud

Los Cafeteros de Yauco son un proyecto joven y que sigue siendo administrados por la Federación Puertorriqueña de Voleibol, como lo fue en la suspendida temporada 2017-18, la que representó su primera en la Liga en 20 años.

Su principal jugador lo es el opuesto pepiniano que estuvo con la Selección en el 2018, Pedro ‘Pichy’ Rosario, quien llamó la atención en el corto tiempo en que pudo mostrar su potencial en la suspendida temporada 2017-18, la que fue cancelada debido a los estragos del huracán María.

También cuenta con los atacantes Carlos Rondón, Edgardo Cartagena y Johann León, quienes fueron titulares y finalistas en la Copa Federación.

Además, se le une el fuerte atacante Cristian Encarnación.

Los centrales Arnel de Jesús y José Quiñones llegan a Yauco con experiencia en Superior. De acomodadores están Christian Torres, hijo del dirigente José ‘Shory’ Torres, y a Amaury Miranda.

 “Somos un equipo de futuro y con la ayuda de la Federación y del alcalde de Yauco, vamos a mantener el voleibol”, dijo el dirigente Torres.

Changos de Naranjito: Jóvenes y talentosos

En la Gelito Ortega siempre hay expectativas de campeonato pese que van más de 10 años del último conquistado por los Changos.

Este año saldrán a buscar el elusivo título con un equipo ofensivo que correrá el naranjiteño y Jugador Más Valioso de la Copa Federación, el acomodador Kevin Rodríguez. Regresa la esquina Jorge ‘Titón’ López para cruzarse con el corozaleño Luis ‘Rikito’ Vega, quien llega con muchas expectativas luego de su experiencia ganadora de campeonato en Springfield College.

También están de atacantes los naranjiteño Erik Haddock y Ricardo Archilla, así como Orlando Santiago.

De otra parte, regresa el zurdo opuesto, el corozaleño Juan Vázquez, quien es uno de los más fuertes atacantes y servidores en la Liga. De centrales, los Changos tienen a Anthony Negrón, quien ha hecho el trabajo en donde quiera que ha jugado, y a Ángel Rivera, quien demostró su potencial con la oportunidad recibida en la Copa Federación, así como Jonathan Rodríguez, otro de los boricuas de Springfield College a quien la Selección ha convocado anteriormente.

Víctor Cosme es un sólido líbero. Y el dirigente Jamille Torres es un joven que se confunde entre los jugadores y ya se ha distinguido por sacarle el máximo al talento joven o relegado al banco.

Llaneros de Toa Baja: Prometen, aunque necesitan profundidad

Los Llaneros regresan al Voleibol Superior tras una ausencia de 20 años. Es una franquicia nueva que tiene de apoderada a una mujer en Lillian Gordo, tal como la tuvieron con éxito las pasadas Llaneras de la apoderada Rosario Vega de Raíces.

Jugaran en el coliseo Antonio R. Barceló. Y para la temporada de regreso han armado una buena edición bajo el mando de Jerry de Jesús, quien debuta en la Liga. 

Estos además llegan bien armados gracias a la cantidad de equipos que recesaron y dejaron en libertad a sus talentos. El equipo es encabezado por dos jugadores nacionales, el acomodar y Jugador Más Valioso de la pasada temporada, Juanmi Ruiz, y el líbero Dennis del Valle.

Contrataron al opuesto Jean Carlos Ortiz, quien estuvo con la Selección el año pasado, al igual que la esquina Josué Rivera, quien irá cruzado con el prospecto atacante y parte del listado de la Selección, Kevin López, o con el veterano Alexander Robles, quien llega a la Liga preparado por la Copa Federación.

De centrales, los Llaneros tienen al nacional Pedro Nieves y a David Menéndez. Lo que no tienen los Llaneros es profundidad, sobre todo si le reclaman algún jugador a la Selección.

Regresa a la portada