Espectacular la experiencia para dirigente de Fajardo

Por Fernando Ribas Reyes 11/28/2016 |00:00 a.m.
Jamille Torres ([email protected])  
Jamille Torres está en su primera temporada Superior.

Mayagüez.  A los 31 años cumplidos la semana pasada, el dirigente de los Cariduros de Fajardo, Jamille Torres, se diferencia de los jugadores por la vestimenta.

Además de su cara de muchacho, también gesticula con la fogosidad de uno.

“Se quieren a todos como hijos. Tengo 30 años y le meto la misma pasión a todos, desde los de 7 años hasta los de Superior”, dijo el también dirigente de la Bayamón Military Academy (BMA) y de las categorías Naranjito Volleyball Elite.

“Aquí (Superior) uno tiene que trabajar con ellos en el sentido de que breguen con la presión y el público. Allá (escolar) es lo mismo, con la diferencia de que hay que educar”, dijo el dirigente naranjiteño.

Torres está en su primer torneo de  Voleibol Superior como dirigente y lo ha hecho tan bien que podría ser candidato a Dirigente del Año.

Fajardo se ha dedicado a dar sorpresas este año y tiene  marca positiva (7-5), más  ocupa el cuarto lugar de la Liga de ocho equipos.

“Ha sido una gran experiencia. Los muchachos me respetan. Hemos tenido nuestras diferencias porque son muchachos jóvenes y viene este dirigente joven a decirles lo que tienen que hacer. Pero ha sido una experiencia espectacular porque todos tenemos  el mismo fin”, dijo.

Torres dijo que está dirigiendo desde que tiene 20 años. Comenzó con a niños de 9 y 10 años.

De hecho, en Fajardo tiene a uno de esos niños que dirigió: José Pacheco. Desde entonces, Torres ha subido cada escalón del voleibol nacional.

Luego de trabajar en las categorías de Naranjito, Ariel Rolón lo reclutó como asistente para el colegio Carmen Sol de Toa Baja, que se convirtió en una de las potencias en el voleibol escolar. 

De ahí saltó a un ‘power house’ del voleibol escolar, BMA, en donde continúa, al tiempo en que dirigía Liga Puertorriqueña con los Plataneros de Corozal y asistía a los Changos de Naranjito con Quique Ruiz en Superior. 

Su apoderado en Fajardo, Jerry Orsini, estuvo mirando a Torres, porque él también dirige a nivel femenino. Y creyó que Torres era el joven que necesitaban los Cariduros.

“A Yamil lo conozco desde hace como 12 años. Entendía que iba a tener una buena química con estos muchachos. Y a todos les gusta jugar para él”, dijo Orsini.

Regresa a la portada