“Hay mucho espacio por mejorar”, dice el presidente de la FPV

Por Fernando Ribas Reyes 05/18/2017 |00:00 a.m.
Las Criollas dominaron tan fácilmente la temporada 2017 que el torneo no fue un atractivo para los fanáticos moverse a verlo. La situación administrativa de las Leonas también afectó la competitividad de la postemporada. ([email protected])  
Pasa juicio sobre los primeros dos torneos superiores bajo su mandato.

César Trabanco, el presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), opinó sobre sus primeros dos torneos nacionales con honestidad.

Preguntado por sus primeros 100 días de administrador –por decirle así– Trabanco no bloqueó con sus brazos los problemas enfrentados en los últimos torneos femenino y masculino.

“Hay mucho espacio por mejorar”, dijo ayer Trabanco a Primera Hora, a dos días del campeonato de las Criollas de Caguas.

Comenzando por el fresco recuerdo de la serie final de la Liga de Voleibol Superior Femenino, Trabanco no ocultó que la falta de balance competitivo es un espacio grande para mejorar porque, de lo contrario, el voleibol colapsará.

“Hay que tratar de que sea más equitativo, que todos tengan mejor oportunidad de ganar para que la gente siga yendo a la cancha y que los auspiciadores sigan con nosotros porque, al paso en que vamos, vamos a depender mucho de la fanaticada y de los auspiciadores para el voleibol siga en pie”, dijo.

Las Criollas ganaron el torneo de la manera más fácil que han ganado sus 12 títulos como franquicia.

Continuando con el aún amargo recuerdo de la confiscación de las Leonas de Ponce en los cuartos de final de la pasada postemporada, Trabanco reconoció que la situación con el único equipo que era un real contendor a vencer a los Criollas le restó brillo al torneo en general.

“Afectó la liga, la postemporada... no es un secreto que fue penoso para todos. Fue bien lamentable para el voleibol y para todos los que amamos el deporte”, dijo el extenedor de las Leonas.

De hecho, uno de los protagonistas en la saga de las Leonas fue el director del torneo, Ángel Aja, a quien se le insinuó la renuncia de su puesto.

Trabanco no dijo que Aja renunciará, pero sí dijo que tendrá con él una reunión de análisis previo a la primera reunión de la liga.

“Tenemos que discutir todo lo que sucedió en el torneo junto al segundo vicepresidente Herminio Nieves”, apuntó.

Y concluyendo el análisis con el torneo masculino que terminó en enero pasado, Trabanco dejó entender que la situación económica acabó tan pobre, que el siguiente torneo podría verse reducido a cinco equipos. En el pasado año jugaron ocho equipos. El torneo masculino iniciará en agosto.

“Sabemos de posibles dispensas, de equipos con problemas. Puede haber dos equipos en dispensa y se puede unir un tercero. Todo va de la mano de la situación paupérrima en que va el País”, dijo.

El subcampeón, los Caribes de San Sebastián, sería uno de los equipos que solicitaría un receso este año. El otro es el tradicional Corozal, el que también clasificó a la postemporada.

El análisis de los ‘100 días’ de Trabanco ni tan siquiera incluye la temporada internacional que inicia este verano para las selecciones nacionales adultas y menores.

Apretados en la economía

La FPV tiene que invertir cientos de miles de dólares en eventos a los que ya se comprometió a participar, como el costoso Grand Prix (selección adulto femenina) y el Mundial Sub-19 (selección masculina). Trabanco no pudo dar tan siquiera garantía de que completará la temporada.

“La parte económica me tiene las manos atadas, pero seguiremos trabajando en pro del voleibol. La participación internacional se nos está haciendo difícil de cumplir con todos los requisitos. Este año vamos a cumplir con todos los compromisos hasta donde sea posible”, dijo Trabanco.

La Federación Internacional de Voleibol no está costeando este año ni tan siquiera los pasajes aéreos a sus eventos.

Regresa a la portada