¡Indias campeonas!

Por José Ayala Gordián 05/07/2013 | 10:50 p.m.
Fue en ese último set que las Indias demostraron su cría y mostraron el carácter que las llevó a la final. (carlos.giusti@gfrmedia.com)  
Mayagüez barrió a Corozal para lograr su primer campeonato en el voleibol superior femenino.

Corozal.  La espera de las Indias de Mayagüez  fue larga y el trabajo para recuperarse de una marca de 3-9 al inicio de temporada fue arduo, pero el martes todos los problemas, desdichas, lesiones y cambios de personal rindieron la mejor recompensa, al derrotar a las Pinkin de Corozal en el cuarto choque  de la serie final de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) para, no solo completar la barrida, sino capturar el primer cetro nacional de la franquicia.

Las Indias habían participado en dos series finales desde su ingreso a la liga en el año 2000. Su primera final ocurrió en el 2002, y la segunda en el 2005, pero en ambas ocasiones las Criollas de Caguas las barrieron en el mínimo de cuatro desafíos. El martes, no obstante, fueron las Indias quienes sacaron las escobas al doblegar a las tijeras en cinco sets, 25-23, 25-21, 23-25, 20-25 y 15-12.

A pesar de que las Pinkin fueron el equipo local en la histórica cancha Carmen Zoraida Figueroa, la fanaticada mayagüezana sencillamente se apoderó del recinto al llegar a Corozal con cinco autobuses escolares repletos de seguidores… fue por tal razón que la celebración en el tabloncillo se sintió como si estuviesen en el Palacio de Recreación y Deportes. Y en lo que fue un final especial, fue la mayagüezana Saraí Álvarez quien hundió el punto de la victoria para la tribu.

 “Es una gran emoción ganar el campeonato para el pueblo en el cual nací y en donde me he criado. Estaba ansiosa de que finalmente se diera ese campeonato y que yo estuviese en cancha. La administración se movió muy bien e hizo todo lo necesario para complementar el equipo, sin restarle mérito a las jugadoras que estuvieron antes. Nos acoplamos en poco tiempo y entramos en la final, y no solo eso, sino que nos saboreamos el campeonato”, resaltó Álvarez a Primera Hora.

 Las Pinkin sacaron ventaja de 8-5 sobre las visitantes con aportaciones combinadas entre Prisilla Rivera y Kim Willoughby, más buenos bloqueos ante la ofensiva de las Indias. Sin embargo, las visitantes continuaron con su sólida actuación en la defensa de campo y  contaron con los remates de Shonda Cole, Danielle Scott-Arruda y Saraí Álvarez. Mayagüez  tuvo ventaja de  de 23-21, pero dos latigazos al hilo de Willoughby trancaron el parcial a 23. Sin embargo, un costoso error en servicio de la suplente Ileana Rabell y ataque de Cole les dieron el primer set a las Indias, 25-23.

 Mayagüez y Corozal intercambiaron delantera durante la primera parte del segundo parcial, pero luego que las tijeras empataron a 15 por bando, error en saque de Glorimar Ortega, unido a dos bloqueos corridos de Amanda Vázquez sobre Willoughby y Lizzie Cintrón, despegaron a las Indias cómodamente, 18-15, rumbo a ganar el segundo,  25-21.

 A ley de un set del ansiado trofeo, las Indias continuaron con su juego sólido y sacaron delantera de 8-6. Pero Corozal no entregaría la serie tan fácil. Las centrales de las Pinkin, Jessica Candelario y Cintrón, añadieron sus voces a los ataques de Willoughby y River.

Así lograron el tercer parcial, 25-23 y repitieron la fórmula en el cuarto, 25-20, para provocar el decisivo parcial. 

 Pero hasta ahí llegó el empuje de las locales, pues Mayagüez abrió el parcial decisivo con una  ventaja de 6-2, y aprovechó el mal momento que escogieron las tijeras para comenzar a cometer errores. Corozal se acercó a 5-6 y 6-7, pero cuatro puntos consecutivos fue todo lo que las Indias necesitaron para despegar en definitiva, 11-6, rumbo a ganar el parcial, el partido y el campeonato.

Al finalizar el desafío, el técnico de las Pinkin, Ramón “Monchito” Hernández, elogió tanto a las Indias como a las Pinkin por el gran año que vivieron.

 “Felicito a Mayagüez por la tremenda temporada que tuvieron, pero también tengo que felicitar a mi equipo por la temporada. Corozal superó muchas situaciones difíciles a lo largo de la temporada, desde comenzar sin refuerzos, abrir con marca de 1-7 y jugando con una sola importada, cambios de jugadoras en momentos críticos del campeonato y juegos de eliminación en los cuartos de finales”, dijo Hernández. “Pero con todo y eso el equipo se superó y llegó a la final, en donde nadie le daba oportunidad de estar. Me siento bien orgulloso del esfuerzo que hizo el equipo”.