Las Changas volverán a apelar en el caso de Ana Sofía Jusino

Por Fernando Ribas Reyes 12/01/2016 |06:25 p.m.
Jorge Dávila, coapoderado de las Changas (Archivo)  
Insisten en que la jugadora no es reserva de las Criollas.

Las Changas de Naranjito pedirán una reconsideración a la desestimación que declaró hoy el Tribunal Apelativo y de Arbitraje (TAAD) del Comité Olímpico de Puerto Rico en el caso de la jugadora universitaria Ana Sofía Jusino, según adelantó su coapoderado esta tarde.

El recurso podría atrasar más el sorteo de jugadoras para la temporada 2017 de la Liga de Voleibol Superior Femenina (LVSF), el cual fue resignado para este viernes a las 6:00 p.m. 

“Que la Federación haga lo que tenga que hacer, que las Changas harán lo que tengamos que hacer. Nosotros no vamos a descansar hasta que este caso se vea en sus méritos”, dijo el coapoderado de las Changas, Jorge Dávila.

El sorteo ya ha sido atrasado dos veces a petición de TAAD en lo que resuelve los recursos que Naranjito ha sometido.

El TAAD desestimó la apelación de las Changas esta tarde argumentando que las Criollas no fueron incluidas en la misma. La apelación fue solamente contra la Federación Puertorriqueña de Voleibol. 

“Eso es un tecnicismo”, dijo Dávila sobre la desestimación. “Nuestros abogados entonces someterán una reconsideración incluyendo a Caguas”.

Dávila entienden que Jusino debe ir al sorteo de jugadoras porque no es reserva de las Criollas. El apoderado dijo, además, que no existe contrato entre la jugadora y las Criollas como para que la atleta sea considera reserva estudiantil. También explicó que Jusino nunca ha jugado juvenil con Caguas y que, de todos modos, el torneo juvenil no se celebra en la Federación desde el 2012. Todos esos puntos descartan que Caguas tenga derecho sobre la jugadora, según Dávila.

El gerencial de las Changas agregó que lo único que existe es un contrato incompleto entre la jugadora y la FPV. Ese contrato, además de inválido, es una movida mañosa de las Criollas para hacer ver que Jusino es reserva suya, agregó Dávila.

“No existe ningún contrato con Caguas. Lo que se hizo fue un subterfugio para querer darle un derecho a la jugadora sin afectar su elegibilidad en la NCAA”, dijo Dávila.

Jusino jugó con la Universidad de Arkansas hasta la semana pasada, cuando concluyó la temporada regular de esa liga.

Regresa a la portada