Llaneras reinas del voleibol

05/18/2009 | 08:56 p.m.

¡A celebrar hasta la madrugada Toa Baja, el campeonato es suyo!

Las Llaneras de Toa Baja se proclamaron anoche nuevas monarcas de la Liga de Voleibol Superior Femenino al vencer en el quinto partido de la serie final -y destronar- a las Pinkin de Corozal en parciales consecutivos de 25-19, 25-13 y 25-21.

Un remate fuera de línea  de la refuerzo dominicana Milagros Cabral les dio a las Llaneras el punto 25 del tercer episodio y puso fin a una espera de diez largos años por parte de la fanaticada toabajeña para saborear nuevamente el dulce néctar de un campeonato nacional.

Los más de 5,000 fanáticos que asistieron al coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón, en su inmensa mayoría fanáticos de las Llaneras, estallaron en celebración e inundaron el tabloncillo para festejar junto a sus nuevas querendonas.

Graciela Márquez, jugadora venezolana nativizada y figura emblemática de las Llaneras, cargó con el premio de Jugadora Más Valiosa de la serie final. Para Corozal fue el final de  una temporada sumamente luchada, pero el equipo campeón que dominó, junto a Toa Baja, la serie regular, no se vio en esta serie final.

Las Pinkin iniciaron el partido en buena forma, y con efectivos servicios, tomaron ventaja de 5-1. Sin embargo, tras tiempo pedido por Toa Baja, las Llaneras anotaron cuatro puntos al hilo para igualar las hostilidades.

Un remate de Graciela Márquez quebró un empate a siete puntos y marcó el inicio de un largo avance, 7-0, por parte de las Llaneras, que las puso en control del episodio, 14-7. Otro rally, esta vez de 3-0, las despegó aún más en el pizarrón, 17-8. Aunque Corozal mejoró su juego, la ventaja de Toa Baja resultó ser demasiado para las campeonas, que cayeron en la primera vuelta, 25-19.

Márquez y Aury Cruz continuaron imparables en su ofensiva y llevaron a las Llaneras a una temprana delantera de 8-3. Aunque los saques de Kristee Porter desestabilizaron un poco el pase de Toa Baja, lo que aprovecharon las Pinkin para acercarse a 10-8, la dupleta Márquez-Cruz volvió  a la carga y, entre ambas, anotaron cuatro remates en un avance de 6-1. Los otros dos fueron producto de saques directos de Yeimily Mojica que aumentaron la ventaja de Toa Baja a 15-9.

De ahí en adelante, las Llaneras apretaron el acelerador y nunca miraron atrás para ganar el episodio, 25-13.

En una repetición de los primeros dos parciales, Toa Baja arrancó el tercer set al frente por  8-3 y nunca les quitó el pie de encima a las Pinkin. Cassandra Busse se unió a la ofensiva de Márquez y Cruz para  sepultar a las tijeras, quienes se vieron abajo al son de 22-12.

Las jugadoras llaneras, sin duda, saboreando el campeonato, perdieron la concentración y regalaron un total de cuatro puntos en remates fuera, pero Busse marcó el 24-19 y, dos jugadas más tarde, Cabral falló el 25-21 que le dio a Toa Baja el cetro nacional.

Toa Baja ganó su primer y único campeonato, hasta ayer, en la temporada de 1999.