Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Puerto Rico tiene tres metas en la Copa Panamericana

Por Fernando Ribas Reyes 06/16/2017 |00:00 a.m.
Al menos cinco de las siete jugadoras del cuadro titular de la Selección Nacional en Perú nunca han iniciado entre las regulares. En la foto, Ana Jusino. ([email protected])  
Pone en marcha su ciclo olímpico el sábado

La Selección Nacional femenina de voleibol viajó ayer a Perú con una modesta meta en la Copa Panamericana: clasificar al Grand Prix 2018.

Esa meta puede sonar grande, pero es todo lo contrario. De los siete equipos de la Confederación Norceca que participan en la Copa, seis clasificarán al Grand Prix.

No hay más metas colectivas que esa misma.

“Ese es el objetivo”, dijo el dirigente debutante en la Selección femenina, Javier Gaspar.

Se puede comprender bien la vara medidora que usa la Selección si se considera que viajará a Perú con una camada joven con un futuro prometedor.

En el cuadro abridor que tiene planificado Gaspar hay cinco jugadoras que nunca han sido titulares en la Selección. Sin nombrar aún a la acomodadora, Gaspar enviará a jugar en la apertura del juego a las esquinas Daly Santana y Pilar Victoriá, a las centrales Ana Sofía Jusino y Jennifer Quesada, a la opuesto Shirley Ferrer y la líbero Shara Venegas.

Elegirá a una acomodadora de entre la capitana Natalia Valentín y Raymaiely Santos, quien no juega en la Selección desde el 2009, cuando era un teenager.

Con un cuadro de poca experiencia y acoplamiento, Gaspar espera lograr otras dos metas durante el torneo. La primera es demostrar ascenso. “Debemos ir de menos a más en el juego, y seguir conociéndonos como equipo, y con las energías con que hemos practicado”, dijo Gaspar.

La Selección debuta mañana ante Colombia, al equipo al que venció en el 2016 para clasificar a las Olimpiadas Río 2016. Posteriormente se enfrentarán a México, Estados Unidos, Venezuela y Argentina.

La otra meta es jugar con altura técnica.

“Tenemos que estar al 70 por ciento de efectividad en recepción. En ofensiva, tenemos que estar en un 45 por ciento de efectividad y en bloqueo en un 60 por ciento. Por cada ace, podemos cometer un par de errores. Si estamos en esos números, las probabilidades de victorias serán mayores”, dijo Gaspar.

Regresa a la portada