Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Una foto que huele a oro

Por Fernando Ribas Reyes 12/19/2017 |10:17 p.m.
De izquierda a derecha, los cubanos Osmany Juantorena, Yoandry Leal, Wilfredo León y Roberlandy Simón posan junto a los otros jugadores del Equipo de Estrellas del Mundial de Clubes que concluyó el domingo en Polonia. (Suministrada)  
Los cubanos volverían a ser potencia mundial.

Si la foto de la ceremonia de premios individuales del Mundial de Clubes de voleibol hablara, diría que Cuba estuviese dominado el voleibol de selecciones nacionales.

El Mundial acabó el domingo pasado y entre los ocho jugadores premiados individualmente hay cuatro cubanos, incluyendo al Jugador Más Valioso del Mundial, el esquina del club Lube de Italia, Osmany Juantonera.

También cubanos, a Juantorena le acompañan en la foto entre los premiados los dos mejores esquinas del Mundial, Wilfredo León, del Zenit Kazan de Rusia, y Yoandry Leal, del Sada Cruzeiro de Brasil, así como uno de los dos mejores centrales, Roberlandy Simón, del Sada Cruzeiro.

La foto levanta la siguiente pregunta: ¿Cuáles hubiesen sido los resultados de la selección cubana si hubiese podido contar con esa generación cubana de estrellas?

“Si estuviesen todos juntos, no tengo dudas de que serían candidatos a la medalla de oro olímpica”, contestó el estadístico de la Selección Nacional de Puerto Rico, Manuel Acevedo.

León, Leal y Simón son todos de la misma generación. De hecho, el trío vino con Cuba al Campeonato Norceca 2009 que se jugó en Bayamón y que fue ganado de forma invicta por los cubanos, incluyendo una final ante Estados Unidos, que un año antes fue campeón olímpico en Pekín 2008. De Bayamón, el trío pasó a ganar con Cuba  la medalla de plata en el Mundial Italia 2010.

Y Juantorena es de una generación previa. Pero tiene 32 años y, por tanto, estuviese jugando junto a Leal, León y Simón, cuyas edades rondean los 25 y 30 años. 

Naturalmente, la cuarteta cubana no está jugando para la selección de Cuba porque algunos desertaron y otros recibieron el permiso para ir a jugar a nivel de clubes en Europa.

De hecho, Juantorena y Simón han hecho campaña en beneficio de que Cuba reúna en su selección a sus estrellas internacionales, que incluye al acomodador Raydel Hierrezuelo y al opuesto Fernando Hernández, entre otros que también están luciendo a nivel internacional. Otro atacante sería Leo Leyva.

Sí. Unir a todos esos cubanos haría diferencia para una selección cubana que actualmente ha perdido brillo; en masculino Cuba no ha clasificado a las últimas tres olimpiadas. Pero hay un dato importante que resaltar.

Acevedo aclaró que, tal vez, los jugadores estrellas de Cuba no hubiesen alcanzado el nivel que tienen si no hubiesen expuesto su voleibol al nivel internacional de clubes.

“No es que no fueran buenos técnicamente, pero exponerse a los mejores jugadores, a los mejores entrenadores, les mejora la técnica”, dijo Acevedo, quien agregó que la cuarteta de cubanos tienen un gran físico, potencia, alcance y carácter competitivo.

El mundo del voleibol reconoce el talento de estos jugadores y están aprovechando que éstos se han quedado viviendo fuera de Cuba para nacionalizarlos en sus selecciones nacionales.

Acevedo dijo que hasta la mejor selección del mundo mejora sus posibilidades con uno de esos cubanos en su equipo.

“Son de lo mejor del mundo. Pueden hacer la diferencia para una selección entre quedarse en cuartos de final y llegar a jugar por una medalla”, dijo Acevedo.

Uno de esos casos es Juantorena, quien fue nacionalizado por Italia, que con él disputó el oro en los Juegos Olímpicos Río 2016.

Leal, por su parte, es solicitado por la campeona olímpica Brasil. Y León es solicitado por el campeón mundial Polonia.

Regresa a la portada