Vilmarie Mojica cuenta su experiencia en Italia -VÍDEO

Por José Ayala Gordián 05/16/2013 |
Demostró su calidad atlética en una de las mejores ligas del mundo, Italia, y también cosechó múltiples “victorias” en su formación personal.
 angel.rivera@gfrmedia.com  

Toa Alta. El ser invitada a jugar en una de las mejores ligas profesionales del mundo, la Liga A-1 de Italia, es una oportunidad que no se le presenta a muchos voleibolistas profesionales. Fue por tal razón que la acomodadora nacional Vilmarie Mojica no lo pensó mucho para estampar su firma e integrarse al club Asystel-Carnaghi Villa Cortese.

El club con sede en Villa Cortese, una municipalidad de la provincia de Milano, se ha convertido, en corto tiempo, en una sólida institución al clasificar a tres series finales consecutivas y conquistar múltiples Supercopas y Copas de Italia. Mojica, de paso, se convirtió en la cuarta mujer boricua en jugar en Italia y la segunda puertorriqueña que participa con el Villa Cortese, pues la esquina Aury Cruz jugó con el sexteto en las últimas tres campañas. Otras féminas que han jugado en Italia son Karina Malpica y Yarleen Santiago.

“Yo estaba practicando con la Selección en Puerto Rico (el año pasado) cuando recibí una llamada de un agente italiano. Me habló sobre el Villa Cortese y que estaban interesados en firmarme; No sabría decirte si vieron vídeos de mí, simplemente me llamó, me dio toda la información y me dejó la decisión”, explicó Mojica durante una visita de Primera Hora a su residencia en Toa Alta.

El club necesitaba su contestación en un mes, pero la estelar colocadora no lo tuvo que pensar mucho para firmar y empacar sus maletas rumbo a Milano.

“Les dije que sí porque, como mencionaste, la liga italiana es una de las mejores del mundo y para mí fue una gran oportunidad”, enfatizó Mojica.

Competencia de alto calibre

No pasó mucho tiempo para que Mojica experimentara el alto nivel competitivo de la liga pues en su primer partido oficial, celebrado el 13 de octubre de 2012, chocó contra el campeón liguero Yamamay Busto Arsizio, y en juego estaba la Supercopa italiana.

“En ese juego nos fuimos a cinco parciales y lo perdimos, pero para mí fue una experiencia inolvidable porque las canchas allá son el doble (en tamaño) que las canchas en Puerto Rico, y ver la cancha llena… ¡eso fue una experiencia brutal!”, recordó Mojica.

 
Vilmarie Mojica habla de su experiencia en Italia

La voleibolista puertorriqueña habla de su experiencia en Italia mientras jugó en la Liga A-1 del país europeo. Además explica como ocurrió la lesión que actualmente la mantiene fuera de las canchas.


Mojica se apuntó su primer triunfo en Italia en el choque inaugural de la serie regular al doblegar al club Volley 2002 Forli Bologna en cinco mangas. La boricua repartió el bacalao en cuatro de los cinco episodios.

“Definitivamente encontré un nivel mucho más alto que el que se juega en Puerto Rico; las jugadoras son bien altas, experimentadas y a nadie le da frío olímpico. Aunque habían jugadoras en el equipo que eran uno o dos años menor que yo, me sentí como una novata, pero en el sentido de que era una experiencia nueva, estaba viviendo sola, no conocía la ciudad, etc. Pero una vez sonaba el silbato todo eso se olvidaba e iba a jugar voleibol como lo he hecho toda la vida”, enfatizó Mojica.

Precisamente, Mojica fungió como colocadora titular del Villa Cortese durante la primera mitad de la fase regular, por encima de la segunda acomodadora de la selección italiana Giulia Rondón.

Aunque el equipo tuvo éxito bajo el manto de Mojica, el entonces director técnico Giovanni Caprara utilizó a Rondón para la segunda mitad de la serie regular en lo que fue otra experiencia nueva para la voleibolista toabajeña; tener que salir del banco. Sin embargo, el cambio no la incomodó en lo absoluto.

“Giulia es una acomodadora excelente, es integrante de la Selección de Italia, y es una excelente compañera. Y la realidad es que todos los equipos tenían refuerzos en el banco; el Villa Cortese tenía a dos serbias (Sanja Malagurski y Stefana Veljkovic) y a una griega (María Nomikou) en el banco. Tal vez se me pudo haber hecho un poco difícil (salir del banco) pero siempre me mantuve positiva. Pero nos turnábamos (con Rondón) mucho, y aunque terminé en el banco siempre me ponían en el doble cambio. En general la experiencia para mí fue excelente”, subrayó Mojica.

El Villa Cortese terminó la serie regular en la cuarta posición, pero quedó eliminado en los cuartos de final. Además de ver acción en la liga italiana, Mojica también jugó, por primera vez, en la Liga de Campeones CEV y las ayudó a llegar hasta la ronda de 12 equipos. 

Respeto en la malla

Mojica es una de las acomodadoras más altas en Puerto Rico, y desde sus inicios en la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) se estableció como una bloqueadora disciplinada y experimentada. Aunque en Italia se encontró con la difícil tarea de tener que bloquear a jugadoras más altas que ella, Mojica se mostró satisfecha con su labor frente a la malla.

“Eso para mí fue un shock porque soy de las colocadoras más altas en Puerto Rico. Básicamente la estrategia de los equipos era de rematar por mi lado, pero pude demostrar que soy una buena bloqueadora. El mismo dirigente al principio como que desconfiaba y me movía de posición hacia la cuatro para que nuestra esquina bloqueara a la esquina fuerte de ellos, algo que en Puerto Rico nunca lo hacen. Pero me fue bien en el bloqueo; (Caprara) se dio cuenta de que podía bloquear y dejó de hacerlo (moverla de posición)”, recordó Mojica.

Desafortunadamente, Mojica también pasó por otra “experiencia” nueva en su carrera profesional al sufrir una fractura del tercer metatarso del pie derecho, lesión que la mantuvo fuera de la postemporada.

“La lesión ocurrió en un momento crucial. Estuve fuera de la postemporada por completo y se me hizo difícil, tal vez, en el aspecto emocional pues no podía estar con mis compañeras, andaba en muletas y aunque estaba con el equipo, estaba como espectadora. Nunca me había pasado una lesión seria, y que yo recuerde nunca había estado fuera por lesión por un mes, que es lo que llevo en estos momentos”, destacó Mojica, quien ahora tendrá que estar con un yeso por las próximas tres semanas.

Aprendizaje deportivo y personal

Mojica reconoció que la experiencia de jugar y vivir en Italia fue única e inolvidable, tanto por la fuerte competencia deportiva como por el crecimiento personal que vivió y que la ayudó a sobrellevar el estar alejada de su familia y amigos por ocho meses.

“La experiencia fue inolvidable y de mucho crecimiento. Mis compañeras fueron excelentes; siempre fueron bien atentas y hasta el sol de hoy me escriben para ver cómo sigo del pie. Me encantó la experiencia y no me arrepiento de nada, aunque un momento difícil fue en Navidades, pues ahí como que me apretó un poquito el sentimiento”, indicó Mojica.

Pero, ahora que está de vuelta en su querida Isla, la misión inmediata para la capitana nacional será sanar por completo para ayudar a la Selección en sus competencias de este año.

“Esos ligamentos (en los dedos) son los que ayudan a darle arco al pie. La recuperación completa es algo que el ortopeda me ha recalcado mucho, pues con cualquier movimiento me puedo lastimar nuevamente. No hay necesidad de que me operen; sólo tengo que tener el yeso por tres semanas (unido al mes inactiva desde que ocurrió la lesión), y una vez me lo quite me evaluará para ver si puedo comenzar con las terapias o si necesito otro yeso”, explicó Mojica.

Tags

Vilmarie Mojica