Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Caño Cabo Caribe hace estragos en Vega Baja

Por Griselle Vázquez Sevilla / [email protected] 09/09/2017 |04:52 p.m.
El Horizonte
Arreglar la maquinaria, que evitaría inundaciones en la zona, está en manos del Departamento de Recursos Naturales. (Griselle Vázquez Sevilla / Para El Norte)  
Para poder evitar que las aguas lleguen hasta el sector Los Naranjos y Ojo de Agua, se necesita hacer ajustes a una maquinaria.

Pasar por el sector Los Naranjos y Ojo de Agua, fueron de las visitas obligadas del alcalde de Vega Baja, Marcos Cruz Molina, una vez salió el sol luego del paso cercano del huracán Irma por la zona norte. Esto debido a que ambas comunidades tenían una amenaza inminente de que el agua de un caño invadiera sus casas.

El caño Cabo Caribe, ha sido un problema de muchos años para este sector de escasos recursos, que fue circundando este cuerpo de agua que, a la menor provocación, se sale de su cauce.  Fue para aliviar esta situación que en los pasados años se adquirió una maquinaria provista por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y cuyo trabajo controló el problema de las inundaciones.

Según alega el alcalde, durante los últimos cuatro meses de la  administración de Alejandro García Padilla la máquina se dañó. Sin embargo, bajo los ocho meses de la presente administración, al día de hoy, tampoco  se ha resuelto el arreglo de la misma. 

“Tendríamos que decir que ambos son responsables, pero como el que está hoy es el responsable, pedimos al que está que atienda la situación”, denunció Cruz Molina. 

Por los últimos meses ante la avería de dicha maquinaria, el alcalde no ha cesado de pedir ayuda al DRNA para que la reparen y así poder reactivar su uso, pero su clamor no ha sido contestado.

“Solicitamos una vez más al gobernador Ricardo Rosselló y a la secretaria del DRNA, licenciada Tania Vázquez Rivera, que ejerzan sus buenos oficios, ya que hay cuatro comunidades muy afectadas por la falta de mantenimiento de este caño”, sostuvo el alcalde mientras observaba al momento de la entrevista de EL NORTE, que del nivel del Cabo Caribe, poco a poco, iba subiendo en la comunidad los Naranjos. 

El alcalde admitió que ha sido muy insistente y ha utilizado varios recursos para que su petición sea contestada, ya que se enviaron cartas certificadas, se le dijo al director regional DRNA, se le dijo a los senadores, se envió una resolución de la Legislatura Municipal, “y al día de hoy, no se ha hecho nada”, recalcó Cruz Molina, quien incluso hizo gestiones a través de dos legisladores para entablar una conversación con la secretaria durante horas tempranas del día que se asomaba Irma.

“Le agradezco al representante Guillermo Miranda y al representante Héctor Torres, quienes lograron que al fin la secretaria se comunicara”, dijo el alcalde.

Al momento, según se le indicó al alcalde, el arreglo de la maquinaria asciende a $75 mil, “porque cuando la transportaron de Vega Baja a Cataño le dañaron más cosas. Y algo tienen que hacer, porque la comunidad espera resultados, no excusas”, indicó el ejecutivo quien entiende que, ya que a los municipios se les han quitado bastante por parte del gobierno central con los $350 millones, “pues, mire ayúdenos, es lo  único que nosotros pedimos”. 

El alcalde también se sintió indignado con un posible discrimen por no ser un municipio que corresponda a la ideología del gobierno central.

“De la misma forma que se asignan diferentes recursos para otros municipios, que recuerden que aquí en Vega Baja también vive gente que siente y padece. Personas, quienes depositaron su confianza en ellos. Así que el hecho no es que discriminen contra mí, sino contra las comunidades, que tanto lo necesitan”, dijo Cruz Molina.

Olas arrasan playa Puerto Nuevo 

La playa Puerto Nuevo de Vega Baja, fue uno de los puntos impactados por el paso del huracán IRMA por el Atlántico, debido al fuerte oleaje.


(Griselle Vázquez Sevilla / Para El Norte)


El impacto fue de tal magnitud que erosionó la orilla del conocido balneario y socavó parte de los cimientos que sostenían unas amplias aceras y escaleras. Aparte de árboles que fueron estremecidos por ráfagas de viento en la zona.

Regresa a la portada

Tags

Vega BajaDoña Irma