Placeholder

Por Mario Alegre Femenías

Sin subtítulos

Crítica: Rise of the Guardians

11/19/2012
RISE OF THE GUARDIANS.- Dirigida por Peter Ramsey. Con las voces de Hugh Jackman, Chris Pine, Alec Baldwin, Isla Fisher y Jude Law. Clasificada PG. Duración: 97 minutos.

Cuidado Avengers: por ahí vienen Santa Claus, el Conejito de Pascua, el Tooth Fairy, el Sandman y Jack Frost. No se ría que es en serio. No sonarán tan intimidantes como los superhéroes de Marvel –y, cierto, no tienen un Hulk-, pero en la divertidísima cinta animada Rise of the Guardians, al menos demuestran que serían unos dignos aliados contras las fuerzas del mal.

Esta fantástica aventura -basada en los cuentos para niños del autor William Joyce- nos presenta a estos personajes de la fantasía como nunca antes visto, conformando un equipo de cuasi superhéroes comprometido con la defensa de la niñez. El filme funciona como una historia de origen al concentrarse en Jack Frost (Chris Pine), el espíritu del invierno que se suma a las fuerzas de los Guardianes cuando surge una nueva amenaza en la forma del Boogeyman (Jude Law), o “El cuco”, para nosotros los latinos.

Las influencias del visionario director Guillermo del Toro –quien aquí funge como productor ejecutivo- se sienten en todos los niveles de Rise of the Guardians. El cineasta mexicano detrás de El laberinto del Fauno y ambas cintas de Hellboy, estuvo presente desde la preproducción del largometraje, supervisando el desarrollo del guión y, en especial, el diseño de los personajes.

Con excepción del Sandman -quien tiene sus propios momentos de gloria pero mayormente se limita a proveer momentos cómicos como un híbrido entre Laurel y Hardy- todos los integrantes de los Guardianes cuentan con su propio mundo y mitología. El tono del filme, que por momentos se torna un tanto más oscuro de lo que la radiante paleta de colores dejaría ver, también denota el toque de Del Toro, un ferviente amante de los cuentos de hadas, particularmente sus orígenes, que no iban dirigidos a una audiencia infantil.

Santa Claus (Alec Baldwin), líder del equipo, no es el carismático regordete que reparte juguetes, sino un guerrero con espadas y tatuajes en sus brazos. Junto a él luchan el Conejito de Pascua (Hugh Jackman), armado de un boomerang y dotado con una fulgurante velocidad, y el Tooth Fairy (Isla Fisher), acompañada por miles de pequeñas hadas que la ayudan a recolectar los dientes de los niños, pero incluso este ritual cuenta con una explicación. Son estos pequeños detalles los que enriquecen la experiencia de Rise of the Guardians.

Peter Ramsey deja una buena impresión en su debut como director a través de unas emocionantes secuencias de acción -espléndidamente animadas y con una tremenda dinámica entre el equipo- que no tienen nada que envidarle a los multimillonarios blockbusters del verano. Su trabajo contribuye a la gran imaginación que se manifiesta en pantalla y que le dan la bienvenida al espíritu navideño.