Oliver Stone lleva al cine vida de Hugo Chávez

06/20/2013 | 09:24 p.m.
Maduro indicó que el afamado cineasta visitará próximamente el país para estrenar "una de sus últimas producciones, que es la historia del imperialismo norteamericano". (Archivo)  
Chávez falleció el 5 de marzo debido a un cáncer, cuyo tipo ni localización nunca fue revelado.

Caracas, Venezuela.- El cineasta estadounidense Oliver Stone llevará a la pantalla grande la vida del mandatario venezolano Hugo Chávez, fallecido en marzo debido a un cáncer, informó hoy su sucesor, el presidente Nicolás Maduro.

"Oliver Stone está haciendo una película muy hermosa sobre nuestro comandante Hugo Chávez... que seguramente en los próximos meses terminará", dijo Maduro durante una visita al estado centro occidental de Lara.

Chávez falleció el 5 de marzo debido a un cáncer, cuyo tipo ni localización nunca fue revelado.

Maduro, designado por Chávez como su sucesor, explicó que la información se la suministró uno de los productores de la película durante su reciente visita a París, la última escala de una gira europea, la primera desde que fue electo por un estrecho margen presidente en los comicios del 14 de abril.

Maduro indicó que el afamado cineasta visitará próximamente el país para estrenar "una de sus últimas producciones, que es la historia del imperialismo norteamericano".

"Estamos muy ansiosos por que venga a inaugurar en pantalla venezolana este serial que ha hecho", añadió Maduro, en aparente alusión al seriado documental de televisión "The Untold History of the United States".

Stone, ganador de tres premios Oscar, visitó a Chávez en Caracas en varias oportunidades, y filmó el documental "Al sur de la frontera" (South of the Border), donde el director mostró su desacuerdo con el trato hostil del entonces presidente George W. Bush hacia el líder venezolano, a quien presentó como el detonante de los cambios de tinte socialista en Sudamérica.

Mediante entrevistas con Chávez y los mandatarios de entonces de Argentina, Brasil, Bolivia y Ecuador, la película mostró un retrato muy afable de mandatario venezolano, intercalando fragmentos de la cobertura negativa de los medios estadounidenses y comentarios críticos por parte de funcionarios de ese país.

En ningún momento, Stone incluyó declaraciones de los adversarios de Chávez en Venezuela ni se ocupó de la amarga relación del gobernante con los medios de comunicación en su país, que fue una constante. Aquellos medios que se mantuvieron críticos al gobierno comenzaron a enfrentar presiones por la vía de la eliminación de las pautas publicitarias de empresa y organismos estatales, además de procesos judiciales y administrativos.

El cineasta tampoco en su documental se refirió a los señalamientos de violaciones de derechos humanos de organizaciones como Amnistía Internacional, Human Rights Watch, entre otras, que acusaron al ex teniente coronel del ejército de ejercer una influencia indebida en el sistema judicial para encarcelar o sacar del juego electoral a sus adversarios políticos

Pese a sus tirantes relaciones con Estados Unidos, Chávez fue el anfitrión de varias celebridades de Hollywood, entre ellos los actores Sean Penn, Danny Glover, Tim Robbins y Kevin Spacey, y con frecuencia se complacía en describir escenas e incluso recomendar películas estadounidenses como "John Q", protagonizada por Denzel Washington, o "Gladiador", dirigida por Ridley Scott, en sus alocuciones televisadas.

Tags

Oliver StoneHugo Chávez