Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Periodista Carlos Weber narra sus vivencias en la dictadura chilena

Por Primerahora.com 02/06/2015 |00:00 a.m.
El telerreportero Carlos Weber contó su historia a su colega Yolanda Vélez Arcelay en el documental. (Suministrada)  
En el documental “Cuentas pendientes”, el reportero confesó lo que vivió tras haber sido encarcelado y torturado durante el régimen de Augusto Pinochet.

Luego de un intenso trabajo de reconstrucción histórica y personal, recientemente se culminó en Guaynabo el rodaje del documental “Cuentas pendientes”, basado en las vivencias del periodista chileno Carlos Weber, tras haber sido encarcelado y torturado bajo la dictadura militar de Augusto Pinochet. 

Este proyecto fílmico local se concretó luego de recibir el apoyo y financiamiento del Fondo Cinematográfico, bajo el Programa de Desarrollo de la Industria Cinematográfica (PDIC) del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio de Puerto Rico (DDEC).

Según la directora, Arleen Cruz, la cinta documenta el proceso de sanación de Carlos Weber, quien está radicado en Puerto Rico hace casi 30 años. El filme explora la vulnerabilidad del ser humano, el viaje de búsqueda de un hombre para sanar viejas heridas, los cabos sueltos que se van arrastrando en un exilio de 40 años y el deseo de regresar para enfrentar las huellas del pasado. La narrativa fue construida con los diálogos concretados entre Weber y familiares, amigos de infancia, compañeros de militancia, colegas del periodismo y otras personas importantes en su historia de vida. 

“‘Las cuentas pendientes’ se empiezan a saldar gracias, entre otras cosas, al apoyo del Programa de Desarrollo de la Industria Cinematográfica”, indicó Carlos Weber acerca de este proyecto que es testimonio de una dramática experiencia de vida. Su colega periodista Yolanda Vélez Arcelay lo entrevistó como parte del proceso de filmación. 

“El Departamento de Desarrollo Económico está comprometido con seguir impulsando el fortalecimiento de la industria cinematográfica porque reconocemos su potencial para generar actividad económica y porque sabemos que es una contribución importante al quehacer cultural. De la misma forma que promovemos a Puerto Rico como destino para filmaciones, queremos seguir fomentando la producción a nivel local, porque ambos aspectos nos ayudan a maximizar oportunidades y abrir puertas a otras posibilidades dentro de la industria”, expresó el secretario del DDEC, Alberto Bacó Bagué.

Según detalló Demetrio Fernández Manzano, director del PDIC, este proyecto recibió un incentivo financiero de $199,756, tras ser uno de los tres elegidos en la undécima Convocatoria Anual de Documentales. Los otros dos proyectos escogidos fueron “1950” y “Niuyorican Basket”.  

“Estamos trabajando con entrega y pasión para continuar fortaleciendo la industria fílmica en la Isla, con diversos proyectos locales e internacionales. En el 2014 se incentivó la creación de 5,733 empleos relacionados a proyectos fílmicos. Y en el 2015 confiamos en superar esa cifra. Hemos logrado ampliar y diversificar la cantidad de producciones locales y extranjeras que reciben incentivos y apoyo del Programa de la Industria de Cine, con la meta clara de beneficiar a la clase trabajadora puertorriqueña, apoyar proyectos culturales y aportar al desarrollo económico del País”, afirmó Fernández Manzano.

Tags

prensadocumentalperiodistaUnivisión